Marc Gasol se suma a la campaña contra el plástico de Greenpeace

El internacional español de baloncesto Marc Gasol se ha unido a la campaña contra el plástico de Greenpeace, con la que la organización ecologista demanda a las grandes empresas menos producción de envases desechables y más legislación a las administraciones para abordar el problema ambiental mundial.

“Quiero hacer de este mundo un lugar más sostenible y el camino actual, sobre todo con los plásticos de un solo uso, no tiene un largo recorrido”, ha asegurado Gasol, quien ha asumido el compromiso de llevar botellas reutilizables al próximo Campeonato Mundial de Baloncesto que se celebrará en China la próxima semana.

Según ha explicado Greenpeace en un comunicado, cada año llegan a los océanos alrededor de ocho millones de toneladas de plástico, solo se recicla el 9 %.

En España, solo el 25,4 % de los envases plásticos se recuperaron en 2016, la mayor parte (un 63 %) no se reciclaron y fueron a parar a vertederos (787.059 toneladas) o se incineraron (172.293 toneladas) provocando contaminación en el ambiente, según la organización.

Gasol, campeón de la NBA este año con los Toronto Raptors, y muy sensibilizado con este problema ambiental, ha querido sumarse a la campaña Maldito Plástico (#MalditoPlástico) y conocer de primera mano el trabajo de la organización ecologista.

Asimismo, el jugador ha manifestado que espera sumar a la iniciativa a más compañeros del ámbito deportivo.

Greenpeace recuerda que se puede “ganar el partido” contra los plásticos tomando en cuenta entre otros aspectos, el compromiso de las empresas y supermercados de poner fin a los de un solo uso. “Esta responsabilidad corporativa debe centrarse en apostar por los reutilizables”.

Invita a los consumidores a sumarse a un cambio de hábitos, porque tienen “la capacidad y el poder” de exigir modelos de venta, organización de eventos y estilos de vida mucho más sostenibles, dirigidos a minimizar la cantidad de residuos que se generan para alejarse especialmente de la “dañina cultura” de un solo uso.

La organización exige, además, un compromiso fuerte por parte del Gobierno y las administraciones para adoptar legislaciones suficientemente efectivas que permitan poner freno a la contaminación por plásticos.

Asimismo, demanda la trasposición de la Directiva Europea de plásticos de un solo uso de “forma ambiciosa y efectiva” en los próximos dos años, situación que será clave para avanzar hacia el fin de la contaminación producida por este material.

Potenciar la reutilización con el sistema de devolución y retorno de envases (SDDR) y la venta de productos a granel.

Por último, Greenpeace recomienda “no malgastar recursos, sino usar solo los estrictamente necesarios, dar durabilidad y buen uso a las cosas y reparar las que se rompan”.

Recuerda que se puede consumir sin necesidad de comprar, incentivando el préstamo, el intercambio o el alquiler, y aprovechando materiales desechados. EFE

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de cookies.