Secciones: Fútbol Nacional

Nabil Kouhry: No soy asolapado

PUERTO CORTÉS.- El directivo del Platense de Puerto Cortés, Nabil Kouhry, quien ya lleva casi tres décadas como dirigente del equipo selacio, sigue siendo controversial para dar declaraciones, y a unos días de la asamblea del equipo de Puerto Cortés, habla de directivos que dividen en la institución, lo que a su criterio daña a Platense.

Nabil Kouhry

Nabil anuncia además que él no tiene ningún problema en decir que para presidente del equipo prefiere al actual Eduardo Ramos, pues aunque considera que el actual alcalde de Puerto Cortés, Allan Ramos, es un buen candidato, no tendría tiempo para el equipo.

Ads

Kouhry recuerda entre otras cosas que siempre estuvo en contra de Rafael Leonardo Callejas para que llegara a ser presidente de la Federación, pero al momento de enfermarse y que su vida estuvo en peligro, fue Callejas la primera persona que lo llamó.

Y por si a alguien se le olvidó, el directivo de Platense reconoce su arrepentimiento por haber jugado la final del 2002 contra Olimpia en San Pedro Sula y no en Puerto Cortés.

Ads

LA TRIBUNA, LT: ¿Cuál es su postura para la asamblea?
Nabil Kouhry, NK:
Con todo y que ciertas personas lo adversan creo que don Eduardo ha demostrado capacidad, logró volver a catapultar el equipo y en lo personal creo que debería continuar; aunque la verdad que el que llegue a ser presidente lo más importante es que llegue con unidad.

LT: ¿No hay unidad en la directiva de Platense?
NK:
No, hay mucho resentimiento de ciertos directivos, algunos se molestan cuando llega alguien de presidente, y en lo personal mi admiración es para el equipo y no para los presidentes, pero hay gente que prefiere el ego personal y no razona eso, perjudicando al equipo.

LT: ¿Entonces usted prefiere que siga Eduardo Ramos de presidente?
NK:
Sí, yo prefiero que siga él, aunque ha dicho que no se siente cómodo y que de continuar en la presidencia pone como condición que haya unidad granítica y de lo contrario no creo que siga, sé que en Cortés manejan sus candidatos pero no he participado en ninguna de esas reuniones.

LT: ¿Qué piensa de la candidatura de Allan Ramos?
NK:
Yo no he tenido ningún contacto con Allan, sé que quiere mucho al equipo pero no sé si va a poder conjugar su tiempo en el trabajo de la alcaldía y la posible presidencia en Platense, es difícil porque sé que viaja mucho, con todo el respeto y la admiración que le tengo más bien creo que puede ser complicado para Platense.

LT: ¿Hay directivos en Platense que dividen al equipo?
NK:
Sí, no es que dividan por la maldad, sino por sus creencias o su manera de opinar y ver el fútbol, el error es que trasladan esas diferencias al plano personal. Todos tenemos criterios deportivos, pero el problema en Platense es que no se ha sabido respetar ese criterio y cuando alguien no está de acuerdo se molesta y se retira, y no hay que ser emotivos.

LT: ¿Quiénes son esos directivos que dividen?
NK:
Si yo digo nombres estaría contribuyendo más a la desunión del equipo, los que ya saben los conocen, yo sólo estoy mandando el mensaje porque busco que el Platense se una y no voy a contribuir a una desunión.

LT: ¿Cuánto tiempo como directivo de Platense?
NK:
Creo que ya voy a cumplir las tres décadas, tengo que ratificar la fecha pero yo creo que ya vamos a pegar a los 30, el año en que entré a mí me invitaron los hermanos Canahuati y el primer puesto que tuve fue de vicepresidente, en ese entonces el presidente era Mario Prieto, allí inicié con este gusanito que cuesta sacarlo como es el fútbol.

LT: ¿Qué ha ganado en tantos años como directivo?
NK:
El reconocimiento a nivel nacional e internacional, he tenido y hasta me he sorprendido porque he estado en muchos lugares y por alguna circunstancia siempre hay personas que me reconocen. Con todo y lo que me dicen que soy un poco polémico he tenido respeto y he tratado de decir siempre la verdad, ese es mi estilo, yo no soy asolapado, trato de decir mi manera de pensar y con eso mantengo una imagen, la gente en ese sentido me respeta porque no soy ni trampero ni cuchillero.

LT: ¿Se considera controversial, mal hablado, impulsivo, polémico?
NK:
No, yo no, el problema que decir la verdad en Honduras es ser polémico, por ejemplo cuando siempre les digo las verdades a los árbitros.

LT: ¿Tiene enemigos por el fútbol?
NK:
No, a pesar que tenemos muchas diferencias, hay dos o tres personas entre los directivos que lo han manejado a nivel personal dentro del Platense mismo, pero no. Recuerdo que yo era un fuerte opositor para que Rafael Callejas fuera presidente de la Federación, pero cuando tuve un problema serio de salud fue la primera persona que me llamó, creo que lo bueno en el fútbol es que los resentimientos no son permanentes porque eso me hizo cambiar.

LT: ¿Qué sintió cuando su vida estuvo en peligro?
NK:
Todo mundo estuvo tranquilo, yo estaba al lado de mi esposa y mi madre, tenía el recurso de poderme operar en el extranjero pero confié en Dios y en la medicina hondureña, muchos estuvieron sorprendidos porque me miraban relajado sabiendo que soy mecha corta. Agradezco a todas las personas que se preocuparon por mí, fueron muchos y me agradó.

LT: ¿Por qué su hijo, siendo futbolista, no jugó en Platense?
NK:
Es mi hijo mayor, gracias a Dios se acaba de graduar en una Universidad de Estados Unidos, lo que pasa es que siento como directivo del fútbol que son pocos los bendecidos ya que la vida de un jugador es dura y no todos tienen buen estatus económico, por eso preferí que estudiara y gracias a Dios ya se graduó, aunque ahora sí con todo gusto lo llevo a Platense porque es muy buen futbolista.

LT: ¿Se arrepienten de jugar la final del 2002 en San Pedro Sula?
NK:
Sí, nos arrepentimos, lo que pasa es que la situación era delicada, fue una decisión de toda la junta directiva porque el equipo hasta podía desaparecer porque estaba bien endeudado y no había capacidad, lo que pasa es que también confiábamos en ganar la final donde sea.

LT: Pero esa decisión creó malestar en la afición de Puerto Cortés…
NK:
Sí, y todavía sigue vigente, lo que pasa es que mientras vemos que en La Ceiba ya hasta cerraron el estadio construyendo más graderías, en el Excélsior no han hecho ni una de madera, sigue siendo igual a 15 ó 20 años antes, no le han hecho nada, yo pienso que la afición más bien debe presionar a las autoridades en Puerto Cortés para que vayan por lo menos haciendo algo parecido a lo de La Ceiba.

LT: ¿Es cierto que antes usted simpatizaba con el Real España?
NK:
No, lo que pasa es que estudiaba en La Salle y allí en 1974 entrenaba el Real España con “Chelato” Uclés, ahí lo conocí a él y jugadores como Bailey y todos los que recordamos, lo que pasa es que me alegré que ganaran el campeonato de 1974 porque después del título de Platense en 1965 todo lo ganaban los capitalinos y eso me tenía purgado; pero yo soy Platense y estuve en la caravana de 1965 cuando fuimos campeones en El Progreso contra el Honduras, además, soy de Puerto Cortés.

LT: ¿Cuál es el mejor equipo de fútbol en Honduras?
NK:
Por su poderío económico definitivamente que es el Olimpia, pero por lo que aporta al fútbol el Platense también es un equipo grande en Honduras, y algo que me enorgullece es que junto a un amigo creamos el escudo de Platense, porque antes Platense no tenía ni escudo y sólo llegaban jugadores que no querían en Olimpia, Motagua, Marathón y Real España, por eso me preocupé que todo jugador fuera de Platense.

LT: ¿No le tiene miedo a nadie?
NK:
No, lo que pasa es que los directivos somos gritones, casi todos, la mayor parte, pero no somos gente de maldad, con todo respeto, he estado en muchos congresos y la gente que está en el fútbol es sana, cada quien defiende sus intereses, pero nunca he visto nada anormal, nunca he visto a nadie golpeando a nadie, la dirigencia del fútbol en Honduras es sana y tranquila, sin buscar hacerle daño a nadie.

Deja tu comentario

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de cookies.