Connect with us

Baloncesto

Razones por lo que la NBA no cambiará Logo

El primer aniversario de la trágica muerte de Kobe Bryant ha vuelto a encender las discusiones sobre cambiar el logo actual de la NBA a su imagen.

El clamor público se hizo más fuerte cuando la superestrella de los Brooklyn Nets, Kyrie Irving, expresó recientemente su apoyo al movimiento.

Kobe, después de todo, es una figura querida en todo el mundo. Hasta el día de hoy, millones de fanáticos desconsolados aún no pueden comprender la realidad de que la leyenda de Los Angeles Lakers ya no está con nosotros físicamente. Algunos creen que es apropiado honrar a Bryant con el máximo tributo asociando la imagen y la marca de la liga a su silueta.

Aquí hay tres razones por las que Kobe Bryant como el nuevo logotipo de la NBA no va a suceder pronto.

1. La NBA no quiere darle una identidad al logo

A estas alturas, es como un secreto a voces que el miembro del Salón de la Fama Jerry West es la inspiración para el logo icónico de la NBA. Es descaradamente obvio, ya que incluso el diseñador del logotipo, Alan Siegel, admitió haber utilizado la imagen de West cuando dibujó el símbolo. El logo de la NBA es casi tan sinónimo de West como el sello Jumpman de Michael Jordan.

Pero a pesar de que todo el mundo conoce este dato, la liga se niega a reconocer esto como un hecho hasta el día de hoy. En lo que a ellos respecta, es una imagen predeterminada de un jugador completamente aleatorio que simplemente está botando el balón de la misma manera que Jerry West en esta foto.

¿La simple razón? La NBA no quiere estar asociada con un solo individuo, considerando la cantidad de grandes jugadores que hicieron de la liga lo que es hoy.

Esta ha sido la misma melodía que el comisionado Adam Silver ha estado tocando en términos de lidiar con la protesta pública de un logotipo de Kobe Bryant. La NBA ha mantenido una postura firme al respecto durante años y parece que no cederán ni siquiera por un jugador tan popular como Bryant.

2. Será una pesadilla comercial para la liga

La NBA se ha convertido en una máquina de hacer dinero, incluso fuera de sus empresas del baloncesto, generando enormes ganancias de mercadería, acuerdos de asociación y patrocinadores que utilizan ese logotipo no oficial de Jerry West.

Cambiarlo repentinamente a la semejanza de Bryant, o de cualquier otra persona, implica una revisión global masiva con la que la liga no quiere lidiar en este momento. La NBA ya está muy ocupada con sus protocolos de salud y seguridad COVID-19.

Agregar lo que podría haber sido un problema completamente evitable como este no es algo por lo que estén preparados para pasar.

Claro, es bueno en teoría, ya que honrar a un gran de todos los tiempos como Bryant sería un excelente relaciones públicas, pero no es una opción pragmática a largo plazo.

¿Recuerda la temporada pasada cuando a LeBron James se le impidió entregar su camiseta número 23 a Anthony Davis debido a los enormes retrocesos de la camiseta que Nike tiene que hacer en todo el mundo? Eso es solo por un jugador en un equipo. Imagínese cómo manejará la liga el cambio de marca de toda su identidad solo para honrar a Bryant.

3. No puede acostumbrar a los medios


La muerte de Kobe Bryant es verdaderamente una tragedia nacional. Nadie merece salir de esa manera, independientemente de su status. Aún así, está bastante claro que la NBA solo quiere seguir siendo objetiva en términos de todo este fiasco de la situación del logotipo.

Supongamos que la liga decide poner la imagen de Bryant como logotipo permanente. ¿Qué sucede cuando fallece otra leyenda, quizás incluso más grande que Kobe? Podría decirse que habrá más clamor público por otro cambio de logotipo.

Este escenario solo crea una confusión total para la liga y sus fanáticos. Ser la cara del baloncesto profesional debe considerarse el mayor homenaje que existe.

Esa distinción pierde su eminencia si la NBA tiene que lidiar con los debates sobre si un jugador es realmente lo suficientemente digno para convertirse en el símbolo de la liga, y mucho menos verse obligado a cambiarlo cada vez que fallece alguien importante. (GG) (El Fildeo)