Connect with us

Más de Honduras

Correcaminos, el club azteca más catracho

La Universidad Autónoma de Tamaulipas o el Club Correcaminos como se le conoce popularmente, ha sido una institución deportiva modesta que ha pasado más en la Liga de Ascenso que en primera división, pero que tuvo una época de éxito en primera división curiosamente cuando comenzaron a llegar extranjeros centroamericanos, especialmente hondureños, ya que su ascenso a la primera es el año en que debutan y su regreso a la inferior fue al retiro del catracho Raúl Martínez Sambulá, líder y capitán del equipo.

Fue el contratista uruguayo Gisleño Medina Leites, famoso ex jugador de la Liga MX el encargado de promocionar jugadores catrachos en el balompié azteca y en su primera incursión llevó al zaguero central del Olimpia, Raúl Martínez Sambulá al Correcaminos en 1988 junto al panameño Víctor René Mendieta y su compatriota Rodolfo Richardson Smith quien posteriormente (1990) fue fichado por la U de G, donde tuvo brillante trabajo.

Ya en su nuevo equipo, los centroamericanos mantuvieron al club en el máximo circuito con gran desempeño hasta que llegaron los cambios, donde aparecieron otros jugadores catrachos de trayectoria como Arnold Javier Cruz (1994-1995), César Augusto Obando (1994-1996), Carlos Plummer Pavón (20 juegos, 15 goles en 1997) José Antonio García, Roberto Carlos Padilla y Alex Pineda Chacón (1993-1994 y 1998-1999).

Alex Pineda tuvo dos intentos en el Correcaminos de Ciudad Victoria; Arnold Cruz y su primer equipo en México, UAT de Tamaulipas.

La dirigencia del correcaminos tuvo un dilema en la temporada 1993-1994, ya que los cupos estaban llenos, incluido el espacio de Raúl Martínez Sambulá quien estaba lesionado, fue el propio ex jugador teleño que pidió se lo dieran a su paisano Alex Pineda, para que pudiera jugar allí, él entendía que la dirigencia tamualipeca lo quería tanto que aun teniendo su cupo no se lo darían a nadie.

Richardson Smith, Carlos Pavón y Raúl Martínez Sambulá, fueron catrachos que pasaron por el conjunto naranja.

Precisamente fue tan grande el éxito del ex zaguero que cuando decide no renovar en la temporada 1994-1995, el equipo se vino abajo y descendió a la segunda división, en donde no ha podido regresar.

Roberto Carlos Padilla, único portero hondureño en el fútbol mexicano.

ÚLTIMOS CATRACHOS
A pesar del paso del tiempo, los catrachos estaban en el corazón de los aficionados de Ciudad Victoria, por eso no fue difícil volver a confiar en ellos. Inicialmente Raúl Martínez Sambulá regresó como entrenador en 2009, pero los resultados no le avalaron, a pesar del cariño de la afición. En esa incursión llevó al mediocampista Samir Arzú, quien tampoco brilló.

Eddie Hernárdez, Pablo Arzú, Johnny Leverón y Rubilio Castillo, son los hondureños más recientes que han jugado en el Correcaminos.

Años después llegaron a Ciudad Victoria los delanteros Pablo Arzú (2015), Eddie Hernández en 2015 (5 goles en 20 partidos) y Román Rubilio Castillo en 2015-2016 (7 goles en 20 partidos), al igual que el zaguero Jonhy Leverón (2015-2017), pero no pudieron ascender al equipo y no hicieron historia como los catrachos pioneros en Tamaulipas. (GG).