Connect with us

Béisbol

¿Por qué Dodgers no retiran número 34 del “Toro” Valenzuela?

Para muchos de los simpatizantes de los Dodgers hay un antes y un después de la llegada del mexicano Fernando Valenzuela al equipo de Los Ángeles, ya que era una franquicia grande y admirada, pero perdedora por excelencia en Series Mundiales, sobre todo ante los Yankees de Nueva York.

El equipo que es originario de Brooklin, Nueva York, fue llevado a Los Ángeles en 1958 por la familia O’malley, apostando por el cambio de aires para mantener ese prestigio de una novena ganadora, pero con una inestabilidad manifiesta en estos 62 años en California.

La llegada de Tom La Sorda como manager después de 22 años de Walter Alston le dio un nuevo aire a la organización, eso permitió apertura a los latinos, entre ellos los dominicanos Pedro Guerrero y Alejandro Peña, pero el de mejor impacto fue el mexicano Fernando Valenzuela, quien a pesar de ser un novato en 1981, fue figura ganadora del Cy Young y novato del año, llevando al equipo a post temporada, primero venciendo en los playoff de la Liga Nacional a los Expos de Montreal y luego en la Serie Mundial vengaron tantas derrotas ante los Yankees, a quienes le ganaron la misma, cuatro juegos a dos.

El zurdo Fernando Valenzuela no está en el Hall de la fama pero si en el corazón de los amantes a los Dodgers.

Allí nació la Fernandomanía, los Dodgers ganaron millones de dólares con souvenirs con el número 34 del “Toro” Valenzuela, aquel lanzador que entre cada lanzamiento miraba al cielo para ejecutar el disparo a la goma.

El zurdo quemó la Liga y Grandes Ligas con sus actuaciones y se convirtió en el ídolo del equipo no solo en Estados Unidos sino en toda Latinoamérica a pesar de que jugó con grandes ex peloteros como Steve Garvey, Davey Lopes, Ron Cey, Pedro Guerrero, Dusty Baker, Steve Yeaguer, entre otros.

El mexicano acumuló 17 temporadas en grandes ligas, de 1980 a 1997, con seis equipos, en donde su la marca de su carrera de ganados y perdidos es de 173-153, con un promedio de carreras limpias (ERA) de 3.54.

Entre sus records más notorios están: 6 Juegos de Estrellas por N.L, Novato del Año (1981), Premio Cy Young (1981), Más Blanqueadas en una Temporada: 6 (1981), Guante de Oro (1986), Bat de Plata (1981, 1986, 1989), Más Juegos Ganados en N.L: 21 (1986) y Líder en N.L. con Más Juegos Completos en una Temporada: 1981 (11), 1986 (20) y 1987 (12).

34 SIN USAR, PERO NO RETIRADO 
En 1996 el “Toro” Valenzuela decide irse de Grandes Ligas, después jugar para novenas como Dodgers, Angelinos, Orioles, Filis, Padres y Cardenales, dejando grandes números y muchos admiradores.

Debido a sus números fue puesto en la boleta del salón de la fama, pero inexplicablemente no entró en él, ya que los encargados prefirieron a otros peloteros que no fueran latinos como el mexicano.

A pesar de ello Valenzuela sigue en el corazón de los amantes al béisbol sobre todo de los Dodgers, donde trabaja como analista en español de sus partidos oficiales.

Con su gran actuación en 1981, fue nombrado novato del año y premio CY Young, coronando la temporada con el título de la Serie Mundial.

Muchos aficionados de los californianos se preguntaron porque la novena de Chaves Ravine no han retirado el 34, el propio “Toro” aclaró el tema: “el equipo tiene una política de solo retirar los números de los jugadores exaltados en el salón de la fama y no la cambiarán, respeto esa decisión, pero me siento muy honrado y querido en la organización donde me han hecho grandes homenajes en vida”, dijo recientemente.

Hasta el momento estos son los únicos números que los Dodgers han retirado oficialmente: (1) Pee Wee Reese, (2) Tommy Lasorda, (4) Duke Snider, (19) Gilliam, (20) Don Sutton, (24) Walt Alston, (32) Sandy Koufax, (39) Roy Campanella, (42) Jackie Robinson y (53) Don Drysdale.

A pesar de lo anterior desde la salida del mexicano de la Organización de los Dodgers, su número 34 no ha sido asignado a nadie, indirectamente está retirado por su gran trabajo en el montículo, sacando outs de un equipo al que llevó a ganar dos series mundiales: 1981 y 1988. (GG).

El mejor amigo de Valenzuela, su manager, Tom La Sorda, confió ciegamente en él.