Connect with us

Bla Bla

Mi Tribuna: Cuidado con José Fernández

Por: Jacobo Goldstein

Esta ha sido una temporada horrible para los Miami Marlins, pues el equipo local de béisbol de grandes ligas tiene un pésimo récord de juegos ganados y perdidos y hace pocos días sufrió la pérdida de su gran bateador, Giacarlo Santos, que se fracturó un hueso en la mano izquierda y estará fuera de combate por lo menos seis semanas. Esos son las circunstancias que imperan en lo que su lanzador estrella, José Fernández, que lleva un año sin jugar por una operación que se le practicó para repararle su hombro derecho, vuelve al montículo dispuesto a ayudarle a su equipo.

José Fernández fue la sensación de las grandes ligas en la temporada del 2013, cuando el lanzador cubano ganó a los 21 años de edad el trofeo de Novato del Año y quedó en tercer lugar en la votación para el Jugador Más Valioso de la Liga Nacional. En la temporada del 2014, José nuevamente iba viento en popa cuando se dañó horriblemente el hombro del brazo derecho y terminó siendo llevado al quirófano para buscar salvar su carrera profesional.

Ahora, después de un año de rehabilitación y como parte de su terapia el haber lanzado un poco en las Ligas Menores, regresa a las grandes ligas, dispuesto a probar que sigue siendo el astro de antes. Vale la pena señalar que antes de volver este a lanzar en las mayores, Fernández tenía un récord de 16 ganados y ocho perdidos, un promedio de carreras limpias permitidas de 2.25 y un excelente total de 257 ponchados, estadísticas sensacionales para cualquier serpentinero.

Los Marlins están plenamente conscientes que esta temporada del 2015 ya el equipo se fue al diablo y es por ello que les conviene limitar el número de juegos en que participe Fernández y el número de entradas que lance para que se cure del todo y el año que venga vuelva a ser el astro de antes.

Él cumple los 23 años, el 31 de este mes, y tiene toda una brillante carrera por delante, así que a cuidarlo se ha dicho y no forzarlo demasiado, para que mañana dé nuevamente los grandes frutos que se esperan de él.

Deja tu comentario

Recomendamos - Bla Bla