Connect with us

De Todo Un Poco

Datos y notas para una teoría de Erling Haaland

El delantero noruego Erling Haaland, actualmente en la disciplina del Borussia Dortmund, se ha convertido en uno de los jugadores más observados de Europa y se le relacionada constantemente con grandes clubes entre los que se cuentan el Barcelona y el Real Madrid.

Sus números con increíbles, pero siempre queda abierta la pregunta de si un jugador está en capacidad de dar un salto de un equipo en el que está brillando a otro en el que le esperan nuevos desafíos y probablemente una exigencia aún mayor.

Si se revisan las cifras de Haaland, no solo sus goles, se encuentran tanto datos que justifican el revuelo que causa su nombre como otros que podrían recomendar cierta prudencia.

Su capacidad goleadora -que viven de su fortaleza física, de su velocidad y de su disparo a puerta- habla sin duda a su favor, además de su edad, 20 años, que hace de él un jugador con futuro.

Al otro lado de las cuentas está su poca participación en el juego del equipo, en comparación con otros delanteros y, en especial, con Robert Lewandowski.

La comparación con Lewandowski puede ser injusta lo que muchos esperan del noruego obliga necesariamente a establecer paralelos con los mejores y, en este caso, con el mejor en la liga en la que compite.

En la tabla de goleadores Haaland marcha tercero con 14 goles, por detrás del intratable Lewandowski, que lleva 24, y de André Silva, que suma 16.

Para sus goles Haaland ha necesitado 49 remates a puerta, 24 de ellos desviados.

En la clasificación de ‘scorer’, que suma goles y pases para gol- la ventaja de Lewandowski es un aún más grande, 32 a 17 puntos, y Haaland es superado además no solo por Silva, sino también por Thomas Muller, que suma 19 puntos con 10 tantos y 9 asistencias.

En el escalafón de mejores jugadores de la Bundesliga, que prepara la revista “Kicker” a partir del promedio de la nota que le dan sus analistas a cada jugador en cada jornada, Haaland está todavía más abajo, en la novena posición

Eso último puede ser producto de la participación relativamente escasa que tiene Haaland en el juego del equipo, aunque compense esto último con los goles. En esta temporada de la Bundesliga Haaland ha tenido un promedio de 26,64 contactos de pelota por partido, frente a 35,28 de Lewandowski.

Lewandowski juega para el Bayern. El Dortmund, en cambio, se ve obligado a jugar para Haaland, esperando ser recompensado con sus goles. Para ello incluso se ha variado el planteamiento táctico, procurando aprovechar la velocidad de Haaland para lo que el equipo en ocasiones tiene que replegarse procurando que el contrario deje espacios libres a la espalda de sus defensores.

Justo eso le ha causado problemas al Dortmund ante rivales que se encierran en su área y ante los que sufre para encontrar fórmulas de llegada. Es decir, el Dortmund sufre especialmente cuando es favorito y todos los equipos que tienen a Haaland en su lista de compras suelen ser favoritos en la mayoría de sus partidos.

Es claro que por su edad Haaland todavía tiene potencial para desarrollar otros recursos, para aprender a moverse mejor en espacios pequeños y para aumentar su participación en el juego.

Para ello necesita tiempo. El Dortmund, donde es titular indiscutible, se lo está dando. No es claro que otro equipo tuviese la misma paciencia.

En ese sentido, tiene sentido la recomendación que le hizo públicamente el director administrativo del Dortmund, Hans-Jochim Watzke, de que se tome tiempo para crecer en su club actual antes de dar un salto hacia uno que esté en un escalón más alto.

El contrato de Haaland con el Dortmund es hasta 2024. No obstante, fuentes oficiosas han hablado siempre de una cláusula de rescisión de 75 millones de euros que entraría en vigor en 2022. EFE. (JL).