Connect with us

Baloncesto

Steve Nash ofrece pistas sobre cómo será en los banquillos

La temporada 2020/2021 presentará una gran serie de novedades que la hacen muy interesante de cara al aficionado medio de la NBA. Además de todos los traspasos, agentes libres y selecciones del draft, también veremos el debut en la Liga de una nueva generación de entrenadores. Uno de ellos será el que fuera jugador de los Phoenix Suns, Steve Nash. El antiguo base canadiense sumará su primera experiencia profesional en el banquillo de los Brooklyn Nets. Pese a haber trabajado con Steve Kerr, entre otros, su estilo todavía sigue siendo una incógnita.

No obstante, el dos veces MVP ha dejado algunos detalles de como será como entrenador en rueda prensa. En primer lugar, ha incidido en su forma de actuar en la banda: “Creo que voy a ser un meme de Grant Hill por el resto de mi vida, ahora que afronto este cargo. Lo he pensado y quiero decir que estaré bajo control y seré más suave. Siempre he sido un poco apasionado y emocional como jugador y ese tipo de competitividad y pasión es realmente difícil de dominar, así que ya veremos”. Un aspecto interesante, pues todo apunta a que esto le favorece en momentos importantes del partido para sacar su lado más analítico y no alterarse en exceso.

Pero esto no quiere decir que no sea un entrenador competitivo y activo, o al menos así lo ha afirmado él. “Seré razonable allí, pero quién sabe cómo reaccionaré al momento, seré un poco ruidoso y tendré que ser capaz de adaptarme. Encontrar un buen término medio en el que pueda ser apasionado, emocional y competitivo, pero estar bajo control”, agregó Steve Nash para acabar de definir su actitud en los banquillos. Por desgracia, solamente tocó estas facetas cuando le preguntaron y no dejó más pistas sobre como jugará su equipo la siguiente temporada.

Con Kevin Durant recuperado, Kyrie Irving esperando su oportunidad y diversos jugadores de rol con intenciones de reivindicarse, los Nets van a ser un equipo muy interesante de ver este curso. El problema puede ser para su entrenador, quien, con semejante plantilla, tendrá que afrontar la presión y aceptar que son uno de los favoritos para llevarse el anillo. Además, también tendrá que gestionar diferentes cuestiones a nivel de rotación como el puesto que ocupan Spencer Dinwiddie, Jarrett Allen o DeAndre Jordan. Un papelón el que le espera a Nash este curso, y más siendo su primer año como entrenador. (GG) (NBA Maniacs)