Connect with us

Baloncesto

“Me dan igual los puntos, solo quiero ganar”, dice Doncic tras batir récord

Cabizbajo por la derrota ante Los Angeles Clippers, el base de los Dallas Mavericks, Luka Doncic no concedió importancia a los 42 puntos que anotó en el partido, récord histórico para un debutante en playoffs, y dijo estar solo enfocado en la victoria.

“Me dan igual los puntos, solo quiero ganar y hoy estuvimos cerca”, lamentó la joya eslovena, de 21 años. “Mi equipo ha echo muchas cosas buenas, lo hemos peleado y creo que podemos hacer daño en estos playoffs”.

En el primer partido de playoffs de su fulgurante carrera, Doncic firmó una actuación histórica con 42 puntos – récord para un debutante -, 7 rebotes y 9 asistencias, pero también cometió 11 pérdidas de balón que contribuyeron a la derrota de los jóvenes Mavericks ante los experimentados Los Angeles Clippers en el arranque de la primera ronda por 118-110.

“Terrible, 11 pérdidas. Nunca hice tantas”, lamentó Doncic, que en esta segunda temporada en la NBA ha disparado sus prestaciones hasta los 28,8 puntos, 9,4 rebotes y 8,8 asistencias por partido, siendo elegido para el primer quinteto del Juego de las Estrellas.

Dallas tuvo que jugar casi toda la segunda parte sin su otra figura, el letón Kristaps Porzingis, que fue expulsado por dos rigurosas faltas técnicas.

El letón, que había recibido una primera técnica por protestar una falta por un tapón que pareció legal, vio una segunda y definitiva por intervenir en una discusión entre Doncic y Marcus Morris, encarándose con el ala-pívot de los Clippers.

Porzingis “me cubrió las espaldas. No solo yo, todo el equipo lo apreció. No creo que fuera justo que lo expulsaran, especialmente en unos playoffs”, dijo Doncic.

Por su parte, Porzingis también dijo que no mereció la expulsión pero reconoció que la segunda acción fue una maniobra “inteligente” de los Clippers.

“Nos provocaron pero tenemos que ser más inteligentes, sobre todo yo, que tenía una técnica”, afirmó. “Vi que (Morris) se puso en la cara de Luka, por eso reaccioné. Fue algo inteligente por su parte y yo tengo que ser más inteligente y controlar mis emociones”.

“Es doloroso porque era un parido que podía ir en otra dirección (…) Ha sido buen partido para aprender y no cometer ese error otra vez”, dijo el ala-pívot, que debutó esta temporada con los Mavericks tras dos campañas y media en los New York Knicks. AFP (HN).