Connect with us

Más de Honduras

La llegada de Jocimar Nascimento

Justamente el 13 de julio del 2006 llegaba a Honduras un delantero brasileño que traía la convicción de triunfar y ser estrella del equipo que lo contactó, el Fútbol Club Motagua. Ese delantero llamado Jocimar Do Nascimiento, nacido en Vila Velha, Brasil; 18 de enero de 1979 llegó al país con muchas ilusiones que posteriormente cumplió con creces, logrando objetivos personales y colectivos.

Y es que hablar de los éxitos del brasileño Jocimar es compararlo un poco con su paisano Roberto Abrussezze, el primer gran artillero brasileño en el club (1967-1968), quizá no en el talento, pero por la forma de hacer goles, llegando a marcar 36 goles de Liga, sumados a los cinco de Concacaf sobrepasan los cuarenta en apenas cuatro años en el club.

“Motagua es mi casa, mi amor en el fútbol, me ha dado todo, nunca me sentí más querido que allí, incluso por mis goles se me mencionó en la selección de Honduras”, dijo en su momento el sudamericano al referirse al cariño al club a pesar de los años ya transcurridos.

El título de Liga del 17 de diciembre del 2006 en el estadio Olímpico de San Pedro Sula donde le marcó un golazo a Donis Escober es el primer gran recuerdo de la afición azul ya que eso significó la Copa XI para los mimados y casi un año después un golazo de cabeza ante el Deportivo Saprissa la única joya centroamericana en el historial del Motagua, ambos bajo el mandato técnico de Ramón “Primitivo” Maradiaga.

Hoy Jocimar, retirado con 41 años de edad, tiene su propia escuela, sueña con enviar jugadores al Motagua, incluido su hijo, ese amor que inició el 13 de julio del 2006 es eterno hasta que Dios le de vida, ya que a pesar de vestir los colores de Olimpia, Vida y Deportes Savio, la camisa que más le quedo fue la del cuadro mimado, ya que la química con su afición nunca se extinguió y permanece intacta para toda la vida. (GG)

Comentarios

Recomendamos - Más de Honduras