Connect with us

De Todo Un Poco

A 94 años del nacimiento del gran Alfredo Di Stefano

Foto: @mariadelmadrid2

Un día como hoy, pero hace 94 años, nacía una de las leyendas más grandes del fútbol mundial: Alfredo Di Stéfano. La Saeta Rubia, que falleciera en 2014 a los 88 años, marcó un antes y un después en la historia del deporte argentino y es considerado como uno de los mejores jugadores de todos los tiempos.

“El mejor futbolista de la historia del Real Madrid. Atacaba, defendía, todo lo hacía bien. Un líder dentro y fuera del campo. Con él, la entidad blanca alcanzó su época más gloriosa”. De esa manera describe la página oficial de la Casa Blanca a Don Alfredo.

Debutó en River 1945 y jugó un solo partido en el equipo que luego sería campeón. Para poder sumar minutos fue cedido a Huracán, donde comenzó a demostrar todo su potencial. En el Globo convirtió 10 goles en 25 partidos, pero luego regresó al Millonario.

Su segunda etapa en Núñez fue mucho más productiva. La Banda se consagró en el torneo de 1947 y Di Stéfano fue el goleador del campeonato, con 27 tantos en 30 encuentros. Además levantó una Copa Aldao tras vencer a Nacional de Montevideo. Tras tres temporadas en River, el delantero emigró a Colombia, más precisamente a Millonarios de Bogotá, donde también dejó su huella. En sus cuatro años en el club consiguió cuatro títulos y marcó 93 goles en 111 partidos.

En 1952 Millonarios fue invitado por el Real Madrid en un torneo para conmemorar el 50° aniversario de su fundación. Los colombianos llegaron a la final, y para sorpresa de muchos se quedaron con la copa aplastando 4-2 a los españoles, con una gran actuación de Di Stéfano.

Fue Santiago Bernabéu, presidente de aquel entonces, quien lo llevó al conjunto Merengue. Y fue en el Madrid donde el atacante brilló en su máximo esplendor. Junto con otras grandes figuras, realizó una hazaña nunca antes vista al coronarse campeones de la Copa de Europa en cinco oportunidades consecutivas.

Además, conquistó 8 ligas, una Copa del Rey y una Intercontinental en lo que fue la época de oro de la Casa Blanca. En sus once temporadas en el club disputó 396 partidos y anotó 308, dejando así un increíble promedio de 0.97. Tan solo lo superaron el húngaro Ferenc Puskás (0.92) y Cristiano Ronaldo (1.05). Finalmente, tras dos años en el Espanyol de Barcelona, decidió colgar los botines en 1966.

Di Stéfano jugó para las selecciones de Argentina y España. Con la Albiceleste conquistó el Campeonato Sudamericano 1947, mientras que con la Roja no pudo conseguir títulos. Lo más curioso es que nunca pudo disputar una Copa del Mundo.

En su etapa como DT dirigió al Elche, Boca, Valencia, Rayo Vallecano, Castellón y River. Por otra parte, en noviembre del 2000 fue nombrado Presidente de Honor del Real Madrid.

En cuanto a distinciones individuales, Don Alfredo consiguió dos Balones de Oro (1957 y 1959), y además fue el único jugador en conseguir el Super Balón de Oro (1989), que se encuentra exhibido en el museo del Real Madrid. En tanto, fue considerado por la FIFA como el cuarto mejor jugador del Siglo XX, por detrás de Pelé, Diego Maradona y Johan Cruyff. Finalmente, Alfredo Di Stéfano falleció en 2014 tras sufrir un paro cardiorrespiratorio. Sin embargo, su recuerdo y su legado permanecen todavía intactos. (GG) (Tomado de Depo)

Comentarios

Recomendamos - De Todo Un Poco