Connect with us

Fútbol Nacional

Lázaro Yánez: Licenciado en Educación Física, jugador y vendedor de lácteos

La pandemia del coronavirus ha venido a afectar la economía mundial, más en los deportistas, en especial el fútbol en países como en Centroamérica, los salarios no son tan jugosos como los futbolistas de Europa, Norte y Sudamérica.

En Honduras la mayoría de los futbolistas la están pasando mal, ya que viven de este deporte y tienen familia que mantener. Algunos han buscado la manera de subsistir con el parón que sufrió el campeonato a causa del Covid-19.

Uno esos caso es la del capitán del equipo Lobos de la UPNFM, Lázaro Yánez, quien siendo licenciado en Educación Física, no ha querido quedarse de brazos cruzados y ha montado junto a otros amigos una mini-empresa, en su pueblo natal San Sebastian, Comayagua.

“La gente cuando me mira en la calle vendiendo lácteos se sorprenden y me preguntan qué haciendo, yo les contesto que tengo una casa bien bonita con un hermoso patio, dos hamacas, pero que hago con estar acostado durmiendo y gastando los ahorros que tengo, mejor trabajo y el dinero no se me termina”.

Yánez junto a sus amigos, recorren distribuyendo el producto en Cane, La Paz y el centro de Comayagua, vendiendo lácteos, rosquillas, chorizo y pan de casa.

Consultado si le daba pena, sonriendo dijo que “no conozco la pena, no estoy haciendo nada malo, más bien con los amigos ya nos gustó y estamos montando una pequeña mini-empresa aquí”.

Del equipo, manifestó que está muy agradecido con la directiva de Lobos, de la UPN, porque nunca les ha faltado el pago, solo el mes de abril que ya les dijeron que se los pagarán, cuando la liga les entregue un dinero que dio la FIFA.

Y de la selección, expresó que “uno siempre tiene la ilusión de ponerse esa camisa, no pierdo la esperanza que algún día me den esa oportunidad, para representar a mi país”. (DS).