Warholm vuela en Oslo y establece un nuevo récord europeo en 400 vallas - Diario Deportivo Más
Connect with us

Otros Deportes

Warholm vuela en Oslo y establece un nuevo récord europeo en 400 vallas

El noruego Karsten Warholm acaparó todos los focos en una extraordinaria edición de la reunión de Oslo, quinta parada de la Liga de Diamante, al establecer con un tiempo de 47.33 un nuevo récord de Europa de los 400 vallas.

La ausencia del catarí Abderrahman Samba, el gran rival del noruego, que se perdió la cita por unas molestias de cadera, no impidió a Warholm rebajar en cuatro centésimas la anterior plusmarca continental -43.37-, en posesión del francés Stephane Diagana desde el año 1995.

Espoleado por el atleta de las Islas Vírgenes Británicas Kyron McMaster, que aguantó el frenético ritmo de Warholm hasta la penúltima valla, el noruego desplegó todo el carácter competitivo que le llevó a convertirse en 2017 en campeón mundial.

Un título al que Warholm, que también es el vigente campeón de Europa, añadió este jueves una marca de relumbrón, aunque insuficiente para arrebatar a Samba la primera plaza de la clasificación mundial del año, que el catarí ostenta con un crono de 47.27 segundos.

Quien sí logró auparse a la primera plaza de la tabla anual de registros fue el estadounidense Chris Coleman, que fijó en los 100 lisos una de las seis mejores marcas del año que se establecieron este jueves en Oslo.

Azuzado por los titulares acaparados por el nigeriano Divine Oduduru, que igualó hace una semana en el Campeonato Estadounidense Universitario el 9.86 que Coleman y Noah Lyles compartían como la mejor marca del año, el atleta estadounidense dio un golpe de autoridad en Oslo.

Chris Coleman firmó este jueves una marca de 9.85 en la capital noruega, en una final en la que el norteamericano se quedó sin ningún tipo de oposición, tras la lesión del británico Reece Prescod.

Todo lo contrario de lo que le ocurrió al polaco Marcin Lewandowski, que se impuso con la mejor marca mundial de año -3:52.54- en una “milla de ensueño”, que se antojaba como un duelo entre el joven noruego Jakob Ingebrigtsen y el “imperio” africano.

Un guión que se cumplió según lo previsto hasta los últimos 200 metros, en los que un fortísimo ataque del keniano Vincent Kibet sacó de punto al joven fenómeno noruego.

Circunstancia que no desaprovechó Lewandowski, el más listo de la clase, para alzarse con el triunfo, tras una espectacular remontada en la recta final, que permitió al polaco arrebatar el triunfo a Kibet por tan sólo cuatro centésimas.

Aunque para remontada la de la keniana Norah Jeruto, que arrebató el triunfo en la final de los 3.000 obstáculos a su compatriota Beatrice Chepkoech, la plusmarquista mundial, con un espectacular acelerón final que le permitió adornar su victoria con la mejor marca mundial del año -9:03.71-.

Igualmente vibrante fue el triunfo del etíope Selemon Barega, que se impuso en la final de los 3.000 con un tiempo de 7:32,17, mejor marca mundial del año, tras derrotar al keniano Joshua Cheptegei, segundo con un crono de 7:33.26.

Tampoco fallaron en Oslo dos de la “reinas” del atletismo mundial, la colombiana Caterine Ibargüen, que se impuso en triple salto con un marca de 14,79, y la rusa Mariya Lasitskene, que venció en altura con un mejor intento de 2,01.

Ibargüen, que hasta este jueves no había competido este año en ningún concurso de triple de entidad, dio un serio aviso a todos sus rivales tras establecer una nueva mejor marca mundial del año, lo mismo que Lasitskene, que superó por primera vez este curso la barrera de los dos metros.

Una marca de prestigio que le faltó al estadounidense Sam Kendricks tras imponerse al sueco Armad Duplantis, que sólo pudo ser cuarto, en una final de pértiga, en la que el campeón mundial se alzó con la victoria con un mejor intento sobre 5,91 metros.EFE

Recomendamos - Otros Deportes