Connect with us

De Todo Un Poco

Radamel Falcao, centenario tranquilo en Mónaco

Mundial de Rusia, condena judicial, luto familiar, una temporada decepcionante con el Mónaco, coqueteando con el descenso… A sus 33 años, el colombiano Radamel Falcao ha vivido sin duda el periodo más intenso de su carrera. Pero el ‘Tigre’ respira tras alcanzar los 100 partidos en la Ligue 1 con su equipo acariciando la salvación.

Autor de seis goles desde enero, antes recibir al colista Caen el domingo, el delantero colombiano vive un buen momento a nivel individual y de su equipo.

La estrella, máximo goleador de su selección, logró en 2018 al fin su sueño de disputar un Mundial. Después de perderse por lesión Brasil-2014, puso fin en Rusia el pasado verano boreal a esta carencia en su exitosa carrera.

Aunque Colombia no mejoró su actuación en Brasil, y pese a la dolorosa eliminación en octavos de final en los penales ante Inglaterra, Falcao pudo sacarse esa espina, e incluso marcó (contra Polonia) en la competición más prestigiosa.

En el 2018 sufrió asimismo una condena en España por fraude fiscal. Él, un ferviente católico, creador de una fundación dedicada a ayudar a los niños más pobres, recibió una multa de 9 millones de euros y una condena de 16 meses de prisión, conmutada, por hechos sucedidos en sus dos años en el Atlético de Madrid.

Y al final de este año particular, después del fugaz paso por el banco monegasco de Thierry Henry, con el que su relación no fue la más cercana, el ‘Tigre’ confirmó que tenía en el técnico Leonardo Jardim al mejor de los aliados.

Éste siempre mostró una total confianza en su delantero. “En su regreso (junio de 2016), luego de sus dos lesiones, le dije: ‘Bienvenido”, confesó el entrenador luso. “Todo el mundo decía que no se recuperaría. Hoy lleva 62 goles en 100 partidos de la Ligue 1”.

– Jardim, apoyo inquebrantable –
“A comienzo de temporada, todo el mundo hablaba del ataque del Mónaco”, recuerda Jardim. “No tenía miedo, dije: ‘Estoy seguro que Falcao marcará 15-20 goles’. Es lo que va a hacer. Es un goleador, un jugador importante”.

Pero el pasado 3 de enero, Falcao vivió su experiencia más dolorosa con la muerte de su padre, de 61 años. Antiguo futbolista profesional, Radamel García era su mentor.

Todos estos acontecimientos jugaron un papel en su elección de seguir siendo fiel al Mónaco, con el que tiene contrato hasta 2020 con un salario anual de más de ocho millones de euros netos.

A menudo tentado por ricos clubes chinos, por el momento siempre rechazó abandonar el fútbol europeo. Su esposa, recelosa en un principio del tipo de vida en Mónaco a su llegada en 2013, está ya perfectamente adaptada. Sus tres hijas, que estudian en una escuela internacional, también están felices.

Pero pese a ello Falcao no se ha relajado en lo que otros utilizarían como una prejubilación dorada.

Así lo atestiguan quienes siguen su ritmo en el día a día. Llegado en enero, William Vainqueur lo define como un “gran profesional, que trabaja siempre para mejorar el rendimiento”, una persona “que motiva a sus compañeros”, añade.

A estos nueve meses cargados de emociones sucede un año 2019 lleno de esperanza. El Mónaco levanta cabeza en la Ligue 1, y Falcao suma seis goles con su club desde enero. Este verano boreal tiene en su punto de mira la Copa América de Brasil.

Después, el ‘Tigre’ reflexionará sobre su futuro: seguir en su zona de confort monegasca, o encarar un último reto. Antes de su sueño de reconvertirse en jugador de béisbol, su otra pasión. AFP

Recomendamos - De Todo Un Poco

s