La formación en el fútbol chino se ve gangrenada por los falsos entrenadores - Diario Deportivo Más
Connect with us

De Todo Un Poco

La formación en el fútbol chino se ve gangrenada por los falsos entrenadores

Intermediarios poco escrupulosos y entrenadores sin cualificación tratan de tomar su parte del pastel de un fútbol chino en pleno auge, pero poniendo en riesgo sus ambiciones de convertirse en un gigante del deporte rey.

Según las consignas del presidente chino Xi Jinping, gran amante del fútbol y ferviente creyente en las ventajas de la diplomacia del deporte, la segunda potencia económica mundial invierte masivamente en este dominio y en especial en la formación. Hasta el punto de que el ministro de educación estima dotar 50.000 “escuelas caracterizadas por el fútbol” antes de 2025.

Este crecimiento atrae a entrenadores que a veces presentan diplomas falsificados, aseguran a la AFP cinco personas ligadas a este medio.

En un momento, afirman estas fuentes, bastaba con ser extranjero para lograr un puesto en el banquillo de un club.

Hoy existe “un gran problema” en torno a los entrenadores de los jóvenes, afirma Xie Hui, asistente del entrenador del Shanghai SIPG, vigente campeón de la Super League china.

“Incluso si les confían a Wu Lei, ellos aniquilarán (su talento), esa es la realidad”, asegura este antiguo delantero internacional de 44 años, refiriéndose al jugador que fichó por el Espanyol de Barcelona procedente del SIPG. “No ha evolucionado en 20 años (…). Podemos hablar de desierto en la formación futbolística”, asevera.

Como prueba del largo camino que el país tiene por delante, China cuenta con 1.400 millones de habitantes y sólo se clasificó en una ocasión a un Mundial. Fue en 2002 y su paso se saldó con cero puntos y cero goles a favor.

El dinero inyectado es por el momento mera pérdida, estima Xie Hui, que señala incluso escuelas que inventan resultados sin siquiera haber jugado el partido.

– ‘Charlatanes’ –

Un entrenador cualificado, que no desea ser identificado porque no se le permite hablar con los medios, evoca una “pelea en la que todo vale” y lamenta que la imagen de los entrenadores en China se vea ensuciada por algunas actuaciones de dudosa honorabilidad.

Mario Castro, titular de un diploma de entrenador de la UEFA ante la Federación Portuguesa, incide en ese sentido. “Tenemos tres grandes problemas en China; el falso entrenador, el entrenador sin diploma y el entrenador incompetente”.

“En las pequeñas localidades, la academia o la empresa necesitan un extranjero, aunque el entrenador no disponga del diploma o la certificación de la UEFA”, censura Mario Castro, que es director técnico de una estructura con base en Shenzhen que trabaja con el Toulouse FC, de la Ligue 1 francesa.

Mientras, en las “grandes ciudades hay un vasto mercado de entrenadores y la mayoría de ellos no cuentan con el diploma”, explica.

La Federación China declinó responder a la AFP sobre esta cuestión. Pero publicó el mes pasado una serie de disposiciones para regularizar el mercado de los técnicos formadores.

Tom Byer, experimentado entrenador estadounidense que trabaja con las autoridades chinas, asegura que nunca se cruzó con un ‘falso’ técnico. “Pero imagino que hay charlatanes” en el mercado, reconoce. La profesión en este país está viciada por los “fraudes”, afirma.

Según varios actores locales, el primero de todos concierne a los intermediarios pagados por las autoridades para encontrar inquilinos para el banquillo de las escuelas, con importantes comisiones de por medio.

China, resume Tom Byer, se ve particularmente “observada estos días debido a las sumas de dinero que se gastan”. Y eso no debería ser así. AFP.

Recomendamos - De Todo Un Poco