Connect with us

Otros Deportes

Inglaterra asalta Dublín y Escocia gana fácil a Italia

Inglaterra sorprendió en el Aviva Stadium de Dublín (20-32) a Irlanda y se postula como la gran favorita a recuperar el trono del torneo Seis Naciones de rugby que le arrebató en la pasada edición el propio XV del Trébol, en una primera jornada en la que Escocia mantuvo ante Italia (33-20) la fortaleza en su templo de Murrayfield.

El cuadro inglés, tras su más que discreta participación en 2018, se lleva además una dosis de autoestima y confianza imprescindible para volver a ser protagonista en este mítico torneo e incluso en ver con más optimismo en el horizonte el Mundial de Japón.

La victoria ante Irlanda, con bonus incluido, es de las de prestigio, sobre todo después de los difíciles momentos vividos, y más en un escenario donde no ganaba desde hace seis años. Inglaterra había avisado con la ajustada derrota ante Nueva Zelanda y las victorias sobre Australia y Sudáfrica en los amistosos otoñales.

El ensayo en los primeros compases de Jonny May, convertido por Owen Farrell, fue la demostración más palpable de que esta vez el XV de la Rosa no iba a ser fácil presa para la gran favorita.

Ni siquiera la reacción de los verdes, con un golpe de castigo de Johnny Sexton y un ensayo de Cian Healy, convertido puntualmente por Sexton (10-7) aplacó la ilusión de los ingleses.

Estos, muy intensos, supieron además aprovechar las equivocaciones de Irlanda y con otra marca, ahora de Elliot Daly, y la conversión de Farrell, se marcharon al descanso con ventaja (10-14).

Farrell, con un nuevo golpe de castigo, amplió en la reanudación la ventaja de Inglaterra (10-17). Ni la respuesta de Sexton (13-17) relanzó a Irlanda.

Henry Slade, a un cuarto de hora del final, logró el tercer ensayo inglés, y poco después Farrell, con un golpe de castigo, firmó la sentencia (13-25).

Henry Slade, con la cuarta marca, otra vez confirmada por Farrell, agrandaron la brecha hasta el 13-32 que John Cooney y Sexton dejaron sobre la campana en 20-32.

Escocia mantuvo su fortaleza en su templo de Murrayfield, donde fue otra vez demasiado fuerte para Italia (33-20).

Tres años llevan ya los escoceses sin perder como locales en su coliseo (cayeron el 6 de febrero de 2016 ante Inglaterra). Ante el rival más débil de la competición, prolongaron su racha y la de derrotas de los ‘azurri’, cuya reacción final no les sirvió nada más que para acortar el resultado.

Italia fue la que abrió el marcador con un golpe de castigo de Tommaso Allan (m.10), pero Escocia encarriló el triunfo rápidamente con dos ensayos de Blair Kinghorn (m.12 y 21) fruto de su superioridad.

El paso por los vestuarios con 12-3 no cambió el panorama. Los locales incrementaron su ventaja con tres nuevas marcas de Stuart Hogg (m.47), Kinghorn (m.54) y Chris Harris), convertidas por Greig Laidlaw (33-3).

Con el partido perdido, Italia sacó a relucir su orgullo y al menos maquilló el resultado. En el tramo final logró tres ensayos por medio de Guglielmo Palazzani (m.71), Edoardo Padovani (m.75) y Angel Esposito (m.78) que dejaron el marcador en 33-20.

Escocia se había hecho con el partido, en cierta forma, sin gran brillantez pero aprovechando sus momentos y la inspiración de Kinghorn, lo que incrementa su moral para el próximo encuentro, de nuevo en Murrayfield ante la poderosa Irlanda.

El torneo arrancó el viernes con la victoria de Gales en Saint-Denis ante Francia por 19-24 y tras remontar el 16-0 con el que perdía al descanso. EFE.

Deja tu comentario

Recomendamos - Otros Deportes

s
error: Contenido tiene derechos de autor - Diario Deportivo Más !!