El ramadán de los jugadores del Mundial, un asunto sensible
Connect with us

De Todo Un Poco

El ramadán de los jugadores del Mundial, un asunto sensible

¿Puede ayunar un deportista de alto nivel? La cuestión suscita a menudo debate en los países musulmanes y se reaviva ahora con motivo del Mundial de fútbol de Rusia-2018, en un no siempre fácil equilibrio entre fe religiosa y rendimiento físico.

Para las selecciones de países musulmanes clasificados para el Mundial de Rusia, el ayuno por el ramadán, cuyo final coincide con el inicio de la competición el jueves, ha supuesto un reto especialmente en la preparación del evento.

Egipto no ganó ningún partido amistoso en las últimas semanas y ha mostrado una imagen no muy ilusionante, como en el amistoso del miércoles en el que cayó 3-0 ante Bélgica, lo que enfadó a los aficionados.

Pero los ‘Faraones’ habían decidido ayunar durante el ramadán, como subrayó su Federación nacional a finales de mayo en un comunicado.

– “Rendimiento afectado” –
El seleccionador argentino de Egipto, Héctor Cúper, abordó este asunto sensible después del reciente empate 0-0 ante Colombia, estimando que “el ayuno practicado por los jugadores afectó a su rendimiento”.

Por otra parte, había estallado una polémica poco antes en las redes sociales, cuando Mohamed Salah optó por no ayunar antes de la final de la Liga de Campeones en el que su Liverpool cayó 3-1 ante el Real Madrid.

Su lesión durante el partido fue interpretada en Twitter como un “castigo divino” por algunos. Otros salieron en defensa del ídolo nacional, lo que encendió los ánimos.

En Arabia Saudita, país guardián de los lugares santos del islam, Adel Ezzat, presidente de la Federación nacional de fútbol, había generado polémica al principio del año anunciando que los jugadores debían “obtener una licencia” para que se les permitiera evitar el ayuno del ramadán.

Muchos saudíes criticaron entonces esa postura en las redes sociales.

Finalmente, el célebre responsable religioso Saleh Al Maghamsi había apoyado a Adel Ezzat, afirmando que “los jugadores saudíes que van al Mundial tienen derecho a no ayunar, si quieren, ya que están de viaje”, una de las condiciones para que los musulmanes puedan ser dispensados del ayuno.

En Túnez, donde los jugadores han adaptado su preparación al ayuno, la cuestión de la conciliación de la religión y el deporte siempre está presente.

“Deporte y ayuno son una ecuación difícil. Es igualmente un viejo debate, que no tendrá fin. Puede que la ciencia haga progresos algún día y nos proponga nuevos métodos con el objetivo de que los deportistas de alto nivel puedan hacer el ramadán sin plantearse mucho la cuestión”, escribió el diario francófono La Presse.

El seleccionador de Marruecos, el francés Hervé Renard, afirmó en un encuentro con la prensa a finales de mayo que no había querido ocuparse del tema “de manera deliberada al ser un asunto sensible”.

Por su parte, el Consejo Superior de los Ulemas, único organismo religioso habilitado en Marruecos para emitir fetuas (pronunciamiento religioso), no se ha manifestado sobre este asunto.

– “Equilibrio alimentario” –
Los predicadores solicitados por la prensa local subrayaron que los jugadores podían ser considerados como “viajeros”, lo que de hecho les permite no tener que cumplir el ayuno en las fechas concretas.

Ante una cuestión tan delicada, la prestigiosa institución sunita de Al Azhard, con sede en El Cairo, se mostró cauta.

“Si los deportistas tienen problemas y molestias, alcanzando el límite de su capacidad para combinar el ayuno y el cumplimiento de sus funciones y deberes, pueden dejar de ayunar”, aseguró a la AFP el Centro Internacional de Fetuas de Al Azhar.

La práctica del ayuno, si está bien controlada, no impide en principio una buena preparación para una competición de alto nivel como el Mundial, indicó a la AFP Cherif Azmi, médico egipcio del deporte y exasesor en nutrición para equipos profesionales.

“Para un deportista, y especialmente para un futbolista, es necesario durante el ramadán conservar un cierto equilibrio alimentario”, precisa.

Proteínas, materias grasas, azúcar, glúcidos y sobre todo agua deben consumirse en las proporciones adecuadas a lo largo de las tres comidas principales, subraya. AFP

Deja tu comentario

Recomendamos - De Todo Un Poco

error: Contenido tiene derechos de autor - Diario Deportivo Más !!