Connect with us

Mundial Rusia 2018

Nery Pumpido, el campeón del mundo que siempre confía en Argentina

Nery Pumpido estuvo en tres Mundiales y salió campeón en uno. Atajó en Unión, donde es ídolo, en Vélez Sarsfield, en River Plate y en el Betis. El ahora devenido en entrenador, campeón de la Copa Libertadores con el Olimpia, sostuvo a Efe que Argentina “siempre” es candidata a ganar los Mundiales.

El exportero participó en las Copas del Mundo de España 1982, de México 1986 y de Italia 1990. En la primera fue suplente, en la segunda atajó en los siete partidos y encajó cinco goles y en la tercera se lesionó en el segundo encuentro.

“Cada vez que tengo la oportunidad de levantar la Copa, que generalmente es cada cuatro años cuando la FIFA la trae al país, siento una emoción grande. La sensación es siempre muy grata y muy linda”, dijo Pumpido.

Como futbolista, ganó con River Plate en 1986 la Liga Argentina, la Copa Libertadores y la Copa Intercontinental. Al año siguiente levantó la Interamericana.

Sin embargo, su mayor logro fue consagrarse campeón del Mundo con Argentina en 1986.

“Muchos jugadores han tenido solo una oportunidad de jugar un Mundial, la mayoría no lo ha podido ganar. Hay que disfrutarlo. Cuando uno ya está convocado empieza a disfrutar lo que va a ser el Mundial. La presión cuando estás en la selección siempre la vas a tener”, afirmó.

También reveló que un jugador de fútbol siempre siente presión, ya sea en la selección o en el club, y que tiene que acostumbrarse a eso.

El exportero sostuvo que Argentina “siempre es candidata” a ganar los Mundiales, pero que Alemania y Brasil llegan al de Rusia “un pasito arriba” del resto de los equipos.

También destacó a España, otra candidata, pero avisó que no cree que la Roja sea muy superior a Argentina.

“No hay la diferencia que hubo en el partido del 6-1, que fue un accidente, pero es una buena selección que ha hecho un gran trabajo. Es un ejemplo de los trabajos que se hacen a largo tiempo y después tienen resultados. Es lo que pasa con Alemania, con Bélgica. Eso es lo que necesitamos hacer nosotros en el fútbol argentino, un trabajo a largo plazo”, afirmó.

La Albicelete fue subcampeona de los tres últimos torneos que disputó: el Mundial de Brasil 2014, la Copa América de Chile 2015 y la Copa América Centenario de Estados Unidos 2016. Esto llevó a que algunos hinchas, dolidos por estar cerca de la gloria y no poder festejar, criticarán a los jugadores.

“El público argentino siempre va a exigir, como tiene que pasar cuando juega la selección, y más en un Mundial. Eso es normal, pero los argentinos van a apoyar en Rusia”, afirmó.

Sin embargo, consideró probable que haya malestar si el equipo no levanta la Copa del Mundo.

“Creo que al público le va a costar aceptar no salir campeón. Hay que ver después las circunstancias, cómo llega, cómo se da, pero bueno, exigir siempre te va a exigir que salgas campeón”, acotó.

Como entrenador, Pumpido dirigió en Argentina, México, Paraguay y hasta en Arabia Saudí.

Su único título como técnico es nada más y nada menos que la Copa Libertadores de 2002, que levantó con el Olimpia.

El último equipo que comandó fue su amado Unión, en 2015.

“Voy a tratar de seguir dirigiendo, pero una de las cosas que me gustan es manejar un club de fútbol siendo director deportivo o secretario técnico. Organizador, en todo sentido, pero no miro tan allá, miro y disfruto el momento”, sostuvo Pumpido, cuya meta más cercana es poder celebrar una eventual consagración de su amada Argentina en el Mundial de Rusia.

Deja tu comentario

Recomendamos - Mundial Rusia 2018