La Nueva Esperanza tiene un campo de lujo - Diario Deportivo Más
Connect with us

Más de Honduras

La Nueva Esperanza tiene un campo de lujo

Mientras los especialistas, periodistas deportivos, directivos, futbolistas y aficionados se preguntan, ¿cómo es posible que se juegue fútbol profesional en algunos estadios del país cuyas condiciones apenan?, una imagen en redes sociales del campo utilizado por una liga burocrática en Catacamas, Olancho deja al descubierto que cuando se quiere se puede.

Se trata a la comunidad de Nueva Esperanza, ubicada a unos 5 kilómetros de Catacamas y en la que un grupo de amigos amantes del fútbol se han dado a la tarea de mantener el campo de fútbol de la localidad en óptimas condiciones.

El césped está en las mejores condiciones, capaz de competir con el mejor estadio de los utilizados en Liga Nacional. Javier Ramírez, uno de las personas encargadas del mantenimiento de la cancha explicó que lo hacen por amor a la comunidad.

“Hace muchos años un grupo de campesinos donó el terreno a la comunidad y estuvo como una cancha cualquiera, pero hace un tiempo un grupo de amigos decidimos que lo íbamos a mantener en buenas condiciones porque el equipo Olansur de esta localidad participaba en Liga Mayor”.

El Olansur dejó de ser parte de la Liga Mayor, sin embargo, Ramírez y sus amigos nunca abandonaron la misión de dar mantenimiento al campo.

“Lo hacemos porque queremos nuestra comunidad, aquí somos como 450 habitantes y nos sentimos orgullos cuando la gente viene los domingos a la burocrática y se van impresionados con el campo”.

Relata que el 90 por ciento es mérito de la gente de Nueva Esperanza y porque es muy poco lo que les han regalado.

“Aquí todos aportamos, unos limpiamos, otras personas ponen la gasolina para la máquina, un diputado nos regaló dos lámparas y Reynaldo Sánchez, no va a ayudar con la construcción de las gradas. Nosotros construimos un pozo, pero no lo estamos usando porque nos falta instalar el sistema de riego”.

“No le puedo precisar cuánto nos cuesta darle mantenimiento a la cancha porque es un aporte de todos y no llevamos cuentas, sin embargo, es un esfuerzo que vale la pena porque la Juventud tiene un lugar digno donde divertirse. En un futuro no muy lejano esperamos construir camerinos dignos gracias al esfuerzo de la comunidad”.

 

 

Deja tu comentario

Recomendamos - Más de Honduras