Connect with us

Fútbol Americano

Aaron Rodgers no siente que con sólo su vuelta los Packers jueguen playoffs

El mariscal de campo estelar de los Pacers de Green Bay, que el domingo tiene previsto volver como titular del equipo, tras haber superado una lesión de clavícula, no significa que sea una garantía para que el equipo consiga estar en los playoffs.

El mismo sentir tiene el entrenador en jefe de los Packers, Mike McCarthy, que no quiere que el equipo caigan en un “exceso de confianza” solo porque Rodgers está de vuelta para enfrentarse a los Panthers de Carolina después de perderse cerca de dos meses tras sufrir la fractura de la clavícula derecha y tener que pasar por el quirófano.

Rogers admitió que será necesario algo más que su regreso para que los Packers conquisten el pase a la competición de los playoffs.

“Con suerte, eso le dará ánimo a algunos de los muchachos, pero no estoy de regreso para salvar a este equipo”, advirtió Rodgers. “Estoy de regreso para jugar la posición de quarterback de la manera que sé hacerlo. Con suerte, todos vamos a alcanzar el nivel de juego colectivo y a encontrar la manera de ganar estos tres partidos que nos faltan para concluir la temporada regular”.

Con marca de 7-6, Packers necesita hacerlo todo casi perfecto de cara a lograr su novena aparición consecutiva en la fase final después que con la ausencia de Rogers y bajo la dirección del pasador reserva Brett Hundley consiguieron marca perdedora de 3-4.

Pero con dos triunfos consecutivos en tiempo extra que han logrado en los dos últimos partidos disputados, que hace que la vuelta de Rodgers tenga aun más valor para el equipo.

“Creo que hemos ejecutado muy bien nuestro juego para encontrar diferentes formas de ganar”, destacó McCarthy. “No vamos a ir a Charlotte con un exceso de confianza falsa. Entendemos el impacto que Aaron causa en nuestro equipo. Es un gran jugador, pero tenemos una determinada posición, con 7-6, entendemos, claramente, lo que está en juego aquí”.

Rodgers estaba en un inicio caliente de temporada antes de romperse la clavícula derecha, el 15 de octubre, contra los Vikings de Minnesota.

El mariscal de campo estelar de los Packers fue líder de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) durante cinco semanas en pases para touchdown, con 13, y encabezó un par de remontadas de último minuto contra los Bengals de Cincinnati y los Cowboys de Dallas.

Pero una estancia de ocho semanas en reserva de lesionados podría hacer difícil que Rodgers retome el juego en el punto en el que lo dejó para mover la ofensiva tanto como le gusta.

En un pase de roll-out, en Minnesota, se lesionó, después de que el linebacker Anthony Barr lo golpeó y cayó sobre él cerca de la diagonal.

Rodgers, técnicamente, no está aún en la plantilla de los Packers, porque no se le puede activar de reserva de lesionados hasta que se cumpla el plazo de las ochos semanas, el viernes. Pero tomó las primeras repeticiones en el entrenamiento del miércoles.

“Tengo confianza de que seré capaz de estar en el terreno y jugar en la forma en la que siempre lo hago, pero he estado fuera por siete partidos, ha sido un tiempo largo”, destacó Rodgers. “Así que va a implicar un esfuerzo estar en el terreno, recibir ese primer pase, recibir ese primer golpe y probablemente estaré asentado”.EFE

Deja tu comentario

Recomendamos - Fútbol Americano