Connect with us

Otros Deportes

Prometedor retorno de Del Potro a la tierra batida de París

Cinco años después de su última aparición en Roland Garros, el argentino Juan Martín del Potro tuvo un regreso prometedor al torneo en el que en 2009 jugó las semifinales, prolegómeno de su victoria de ese año en el Abierto de Estados Unidos, su mayor gesta en el circuito.

El tenista de Tandil se deshizo de su compatriota Guido Pella por por 6-2, 6-1 y 6-4 y recuperó las buenas sensaciones, tras cuatro ediciones ausente por la particular travesía del desierto a la que le sometieron sus problemas de muñecas.

Su victoria fue la mejor noticia para la armada argentina, que además de la derrota de Pella sufrió la de Carlos Berlocq, que sucumbió al ucraniano Alexandr Dolgopolov por 7-5, 6-3 y 6-4.

El joven Renzo Olivo, de 25 años y 91 del ránking, no pudo culminar el partido que le enfrentaba contra el francés Jo-Wilfried Tsonga, duodécimo favorito, que se aplazó por falta de luz cuando el argentino ganaba rozaba la victoria (7-5, 6-4, 6-7(6), 5-4).

El rosarino estuvo en dos ocasiones a dos puntos de la victoria, una en el juego de desempate del tercer set y otra cuando servía para ganar el cuarto, pero Tsonga remontó.

Olivo deberá cerrar el partido mañana en el segundo turno de la pista central, la misma en la que se estaba disputando el partido contra el favorito número 12, que llegó a París tras haber sumado en Lyon su primer torneo sobre tierra batida.

Para el de Rosario, de 25 años y 91 del mundo, era su primer partido en Roland Garros, donde llegó sin haber ganado ningún partido sobre arcilla en los cinco torneos que disputó en la gira.

A falta de que Olivo culmine su hazaña, la mejor noticia del día para Argentina la protagonizó Del Potro, la mejor baza para la victoria final.

“Me sentí mejor de lo que me imaginaba”, dijo el de Tandil, particularmente contento de cómo se comportó con su revés, por encima de sus expectativas, lo que acompañó con una gran fortaleza en el servicio.

Recobró aquellas sensaciones de 2009, cuando recordó que su semifinal ante el suizo Roger Federer supuso un cambio en su carrera.

Entonces perdió, rememoró el de Tandil, pero ese día creyó que un grande estaba a su alcance. En un torneo desprovisto de Rafael Nadal por primera vez en años, el duelo entre Del Potro y Federer era la auténtica final, porque luego esperaba un trámite contra el sueco Robin Soderling.

Pero el helvético creyó más entonces en sus opciones de lograr el único Grand Slam que faltaba en sus vitrinas y se llevó la victoria.

Desanimado, Del Potro creyó que ya nunca ganaría un grande, pero unos meses más tarde se vengó de Federer en el Abierto de Estados Unidos.

“El año pasado tampoco me imaginaba todo lo que pasó y el nivel que demostré. Ahora trato de disfrutar, sé que si estoy bien soy peligroso para cualquier rival, pero prefiero pensar en el día a día y no marcándome metas”, aseguró.

Del Potro dio un paso más hacia su recuperación. Su revés, el golpe que más buscó Pella en el duelo de hoy, funcionó mejor, aunque el propio tenista de Tandil reconoció que queda camino por delante para volver al cien por ciento.

Ante si tiene ahora Del Potro otro duelo importante, el español Nicolás Almagro, otro tenista en búsqueda de años más esplendorosos.

El de Murcia venció al chipriota Marcos Baghdatis en cuatro sets, por 6-7 (3), 6-4, 6-3 y 7-6 (1).

Aunque nunca lo ha afrontado sobre tierra batida, su superficie favorita, Delpo cuenta con la ventaja moral, puesto que ha ganado las tres veces que ha jugado contra él.

Pella, por su parte, reconoció que su rival había sido superior y que no fue capaz de hacerle daño con su juego.

También confesó marcharse con la conciencia tranquila por haberlo dado todo Berlocq, que no pudo igualar la racha de los últimos tres años, cuando había superado el debut en la tierra batida parisiense.

Mañana entran en pista dos argentinos. Horacio Zeballos se mide por un puesto en tercera fase contra el croata Ivo Karlovic, mientras que Diego Schwartzman lo hace frente al italiano Stefano Napolitano, procedente de la fase previa. EFE.

Deja tu comentario

Recomendamos - Otros Deportes