Connect with us

Deporte Nacional

Cantarero: Cuando muera que me entierren en una cancha de fútbol

SAN PEDRO SULA. Muchos lo conocen simplemente como “Canta”, pero no todos saben que se trata del mejor busca talentos en el fútbol nacional desde hace más de 40 años, razón por la que ha trabajado con la mayoría de clubes hondureños y sus conocimientos han servido a muchos que han llegado a ser figuras y hasta mundialistas.

Es el técnico hondureño Hermelindo Cantarero, actualmente trabajando con las inferiores en el Marathón, después de haberlo hecho en muchos otros equipos, quien en esta entrevista para Diario Deportivo MÁS de La Tribuna revela el deseo de morir y ser sepultado en una cancha de fútbol, y tener más de 20 hijos que lo adoran, aunque haya perdido la cuenta…

MÁS: ¿Cuál es su nombre, qué edad tiene y dónde nació?
Hermelindo Cantarero, HC: Tengo 61 años, mi nombre es Hermelindo Cantarero, no tengo otro nombre, solo llevo el apellido de mi madre (QDDG), quien era de la ciudad de La Esperanza, Intibucá; no llevo el apellido Martínez de mi papá, que era salvadoreño, porque trabajaba en una finca bananera y tuvo que irse al tener problemas con un “gringo”, y no me había asentado, se fue a El Salvador y no lo volví a ver. Hay quienes dicen que mi nombre es Hermenegildo, pero yo me llamo Hermelindo Cantarero. Nací en La Lima en un campo llamado Limones, un 19 de noviembre de 1955, pero yo fui asentado en San Pedro Sula.

MÁS: ¿Es cierto que tuvo problemas con la vista?
HC: Sí, quiero agradecer a Walter Molina en Puerto Cortés, Kenneth Dixon en Estados Unidos, a Emilio Silvestri, ellos personalmente me llevaron donde el médico y pagaron los gastos, también me ayudó Óscar Bonilla, Rolin Peña, Allan Aguiriano, nuestro presidente en Marathón Orinson Amaya, y toda la gente de GAMA, Grupo Amigos de Marathón.

MÁS: ¿Cuántos hijos tiene?
HC: De momento me relaciono mucho con Nilson, Génesis, Sindy, Hermes, Emer, Paola, Zoila, “Toñito”, todos con mi apellido, Cantarero, para ellos va mi agradecimiento, porque a pesar que a algunos de ellos yo nunca les ayudé, ellos siempre me quieren como padre que soy de ellos.

MÁS: ¿Entonces cuántos hijos tiene?
HC: Son un montón, ja, ja, ja, la verdad es que yo no sé cuántos hijos tengo, pero son más de 20 y todos me quieren, la mayoría con distintas madres, tengo hijos en todo el país, en San Pedro Sula, Tocoa, Tegucigalpa, Puerto Cortés, Omoa, Santa Bárbara, casi en todos los lugares donde he estado trabajando, a veces me da pena, pero son más de 20, no sé cuántos son.

Hermelindo Cantarero no sabe cuántos hijos tiene, pero asegura tener más de 20 en todo el país, y ser querido por todos.

Hermelindo Cantarero no sabe cuántos hijos tiene, pero asegura tener más de 20 en todo el país, y ser querido por todos.

MÁS: ¿Algún deseo que no se le haya concedido profesor?
HC: En realidad lo único que puedo decir es que me gusta tanto el fútbol que me gustaría morir en una cancha de fútbol, y ser sepultado en esa misma cancha, no importa en qué lugar, pero en una cancha de fútbol.

MÁS: ¿Cómo empezó usted en el fútbol?
HC: Estando en Salamá empecé a jugar bajo las órdenes de Adán Polanco, pero ya tenía yo como 14 años; después pasé a jugar en el Municipal que era el equipo referente de Tocoa.

MÁS: ¿Qué hacía aparte de jugar fútbol, a los 14 años?
HC: Yo a esa edad trabajaba de cantinero, porque tenía que ganarme la vida aunque estuviera jugando en el Municipal. Recuerdo que una vez, estando yo desvelado, llegó un capitán del ejército, que andaba vestido de civil, me pidió varias cervezas y se las di, pero me dijo que no quería de esas, entonces le respondí que si quería se las tomara y si no que allí las dejara; esa respuesta me costó el empleo y que me llevaran a un campo militar llamado Sinaloa, aunque después me soltaron, y a los días lo que hice fue regresar a Quebrada Seca en Choloma.

MÁS: ¿Qué tal le fue como futbolista?
HC: Yo jugaba como lateral por las dos bandas, lo hacía bien de lateral izquierdo y también funcionaba como lateral derecho, posteriormente, de ese equipo llamado El Rey pasé a formar parte de Platense, un equipazo de aquel tiempo, con jugadores como Manuel Fuentes, Alexander “Chele” Rodríguez y Domingo Droumond; los que me llevaron fueron Ricardo “El Cañón” Fúnez, Óscar Piedrahita y “El Sargento” Urbina.

MÁS: ¿La experiencia en Platense?
HC: Tuve la bendición de Dios de encontrar bellas personas como Jorge y Selim Canahuati, los dos me dieron la mano, incluso el ingeniero Selim me mandó a estudiar, gracias a él logré sacar mi título como Perito Mercantil y Contador Público, en aquellos tiempos, me gradué en el Rubén Alvarado Peña de Puerto Cortés, y antes estuve en el Cristo Rey de Choloma, se lo agradezco eternamente al ingeniero Selim, que incluso tiene estudiando a mi hijo mayor y hasta le ayuda en todo, por eso puedo decirle a usted y a quien sea que el ingeniero Selim Canahuati es como si fuera mi padre, se lo agradezco eternamente lo que hizo conmigo y lo que ahora hace con mi hijo mayor, eso sin que nadie se lo haya pedido.
MÁS: ¿Ha trabajado en muchos equipos de Honduras?
HC: Sin duda, en Platense es donde más trabajé porque estuve con ellos como 37 años, pero también estuve en Real Sociedad, Olimpia, Motagua, varios equipos de segunda, Real España, y ahora aquí en Marathón. Inicié en Platense, después estuve en equipos como Real Sociedad, Social Sol, Platense Pumas, Importadora Rosita, Unión Arenense, y aunque dirigía esos clubes, siempre me interesé más en ver qué jugadores podía llevar a jugar en equipos de Liga Nacional, y gracias a Dios han sido muchos.

MÁS: ¿En qué equipo lo han tratado mejor?
HC: En todos me he sentido bien, en Olimpia debo agradecerle mucho a Osman Madrid, no seguí con ellos por un proyecto de la Federación y el Olimpia accedió; también estuve trabajando en Motagua y le agradezco a Héctor Manuel “Lin” Zelaya, eso fue hace muchos años.

Con el entrenador Rubili Girón, quien trabaja con muchos jóvenes en Yoro, el segundo lugar que más futbolistas produce, según Cantarero.

Con el entrenador Rubili Girón, quien trabaja con muchos jóvenes en Yoro, el segundo lugar que más futbolistas produce, según Cantarero.

MÁS: ¿Qué pasó en Real España?
HC: A Real España me llevó Emilio Silvestri que es una gran persona, allí les dejé un muchacho formado por el profesor Juan de Dios Díaz en Tocoa, se llama Patrik Palacios y será un gran futbolista, agradezco a Jaime Villegas y la gente de Real España, tuve que salir por problemas con Daniel Uberti, yo creo que eran celos porque ya todo se ha solventado con él, gracias a Jorge Salomón, a Mario Kafati y a toda la gente de esa gran institución.

MÁS: ¿Quién lo trajo a Marathón?
HC: Me trajeron el licenciado Allan Agüiriano, Marco Handal, Alberto Chedrany y Rolin Peña. Ya tengo dos años y medio de estar aquí y me siento muy agradecido, aquí hay gente con capacidad como Christian Caballero que estoy seguro pronto estará dirigiendo como titular.

MÁS: ¿Qué sector de Honduras produce mejores futbolistas?
HC: No lo dudo, el Aguán, de allí han salido grandes jugadores, creo que los mejores están allí, puedo mencionar muchos nombres, hay un señor llamado Alfredo Ramos, en Río Esteban le dicen cariñosamente “Bora”, porque ha trabajado con muchos jugadores que han triunfado y seguirán triunfando, entre ellos Rommel Quioto, y hay jugadores que aparte de ser buenos futbolistas tienen gran corazón, como Óscar “Pescado” Bonilla, es de esos jugadores que destacan en el campo, y fuera de la cancha son de las personas que nunca olvidan sus orígenes, es como un hijo para mí.

MÁS: ¿Algún otro sector aparte del Aguán?
HC: Sí, he trabajado mucho con jóvenes de este sector del Valle de Sula en la colonia Alfonso Lacayo de la Rivera Hernández, pero me ha sorprendido cómo están surgiendo jugadores en el departamento de Yoro, allí tienen a un joven técnico del departamento de Yoro llamado Rubili Girón que está haciendo un gran trabajo en ciudades como Victoria, Yoro y Morazán, yo estoy seguro que pronto saldrán más y buenos futbolistas de Yoro, que después del valle del Aguán es el lugar que produce más jugadores.

MÁS: ¿Comparte que clubes de la liga den oportunidad a los jóvenes?
HC: Por supuesto, yo por ejemplo felicito a Rafael Ferrari por la decisión que tomó, aparte que el profesor Héctor Vargas fue titular como jugador de Estudiantes durante muchos años, es un entrenador con capacidad y le da oportunidad a los jóvenes, y si hay jóvenes con condiciones no hay por qué no utilizarlos, allí está la prueba porque Olimpia ha ganado ya varios títulos y jugando con jóvenes en primera división, y estoy seguro que aquí en Marathón también lo hará el profesor Manuel Keosseián.

MÁS: ¿Con cuántos futbolistas ha trabajado usted aproximadamente?
HC: Desde 1974 creo que ya son aproximadamente como 120 mil jóvenes con los que he trabajado, y a todos siempre los he tratado como hijos y de mis hijos ninguno me salió futbolista.

Deja tu comentario

Recomendamos - Deporte Nacional