Connect with us

Béisbol

DESGRACIA Y DESPERDICIO

Por: Jacobo Goldstein

Al escribir sobre una gran desgracia y un enorme desperdicio me estoy refiriendo a un atleta talentoso, un lanzador fuera de serie, un hombre que tenía un futuro brillante frente a si, un serpentinero tan sensacional que bien podría haberse convertido en el mejor lanzador latino de toda la historia del beisbol de grandes ligas, con todo el potencial y el talento para inclusive haber llegado algún día a superar al famosísimo dominicano Juan Marichal, que brilló por tantos años en las ligas mayores.

Me estoy refiriendo a José Fernández, un joven que nació en Santa Clara, Cuba, el 31 de julio de 1992 y que falleció trágicamente en Miami Beach, Florida, el 25 de septiembre del presente año, cuando apenas tenía 24 años de edad. Cuatro veces intento José escapar de Cuba hasta que lo logró en el 2008, cuando llegó a Tampa, Florida. Allí en su escuela preparatoria comenzó a mostrar sus dotes de lanzador y eventualmente fue firmado los Marlins (Peces) de Florida, con los que debutó en el 2013. Ese año él fue seleccionado para el Juego de las Estrellas y ganó el Trofeo de Novato del Año de la Liga Americana. Pero al año siguiente tuvo que ser operado del hombro, algo que lo mantuvo fuera de combate durante la temporada. Pero regresó curado en el 2015 y ese año volvió a ser la gran estrella de su equipo. Nuevamente esta temporada fue seleccionado al Juego de las estrellas y estaba luciendo en el montículo hasta que se llegó al fatídico día del 25 de septiembre, cuando bebido y con cocaína en su cuerpo, se lanzó a la mar con dos amigos en su lancha, terminando estrellándose contra unas rocas, muriendo los tres a bordo de la nave.

Toda una lección con su muerte, pues no hay que manejar vehículo motorizado alguno, ya sea con exceso de tragos o con drogas en tu sistema. Fernández pudo haber sido un gigante en el beisbol profesional pero eso se esfumó con su prematura muerte el 25 de septiembre. Una desgracia que pudo haber sido evitada con un poco de sentido común y un desperdicio total de parte de alguien a quien le sobraba talento y entusiasmo pero que le falto madurez y sensatez.

Deja tu comentario

Recomendamos - Béisbol