Connect with us

Béisbol

Mi Tribuna: Ya era hora

Por Jacobo Goldstein

En un año de incertidumbre y de malestar, cuando en pocos días se celebrarán las más sucias y controvertidas elecciones presidenciales de nuestros tiempos, ha ocurrido un milagro deportivo, que nos trae a todos sonriendo y pensando en forma positiva. Se trata de dos equipos que inesperadamente han llegado a enfrentarse en la Serie Mundial del Béisbol de las Grandes Ligas.

Cachorros de Chicago, el único equipo que esta temporada oficial ganó más de 100 juegos antes de los partidos de eliminatoria, se coronó campeón de la Liga Nacional mientras que los Indios de Cleveland sorprendieron al mundo ganando el campeonato de la Liga Americana. Los Cachorros no han ganado una Serie Mundial desde 1908 cuando vencieron a los Tigres de Detroit, o sea han pasado una sequía de 108 años, mientras que la escuadra de Cleveland lleva 68 sin ganar, hazaña que logró en 1948 venciendo a los Bravos de Boston.

Las escuadras de la Ciudad de los Lagos(Cleveland) y la de los Vientos(Chicago) traen locos de emoción a sus respectivos aficionados cuyo corazón sigue palpitando a gran velocidad mientras sus caras llevan varios días con una sonrisa a flor de labios, saboreando haber superado tanto tiempo de espera hasta llegar a donde hoy en día. Sus seguidores andan con la frente bien en alto esperanzados que se alzarán con el máximo trofeo del béisbol mundial. Los apostadores creen que los Cachorros son el mejor equipo, pero los Indios tienen una notable escuadra que dará todo lo que tiene adentro por llevarle el trofeo a su ciudad.

No importa cuál de los dos gane. Ambos le han dado a esta nación un enorme regalo. Nos han hecho sonreír mientras andamos todos compungidos, enfrentando una elección presidencial que no sabemos a dónde nos conducirá.

Deja tu comentario

Recomendamos - Béisbol