Connect with us

Fútbol Americano

Annie Apple, la ganadora del draft de la NFL

Para saber quien ha ganado el draft de este año en la NFL no vamos a tener que esperar tres años, como es de rigor. En esta ocasión tenemos una campeona indiscutible, una matrícula de honor inapelable, y es justo que le rindamos el homenaje que merece.

Se trata de Annie Apple, la madre del nuevo jugador de los New York Giants Eli Apple (CB), que se ha ganado el corazón de quien os habla porque es una madre que actúa como una madre y, demonios, una madre lo es todo en esta vida. Que dicen algunos indocumentados que en esta vida nacimos y morimos solos, cuando lo segundo será verdad pero lo primero es un insulto a lo único sagrado que hay, que es una madre, porque todos nacemos con nuestra madre, hombre ya.

Annie Apple se hizo famosa en la noche del draft por un sencillo tuit que encierra la inteligencia materna en menos de 140 caracteres. A su hijo, candidato a ser elegido en primera ronda, le ofrecieron ir a la ceremonia de elección de promesas de la liga. Aceptó y, enseguida, comenzaron a rondarle grandes compañías. Una de ellas Rolex, que le quiso regalar un reloj para que lo luciese. Ahí entró Doña Annie a poner las cosas en su sitio: “a ver, muchacho, eres un desempleado que acaba de salir de la Universidad. ¿A dónde vas con un Rolex o un traje caro? De eso nada”.

Lo ha dicho la Señora Apple. Punto pelota.

Su hijo salió elegido en el número diez del draft, lo que significa un contrato que le va a pagar más de quince millones de dólares en los próximos cuatro años. Claro, al calorcillo de la fama y el dinero empezaron a llegar mozas ligeras de ropa en sus fotos de perfil en redes sociales y muy convencidas de sus intenciones, a hacer ojitos al hijo de Doña Annie, que declaró para algarabía de la Asociación de Madres como Dios Manda (AMACODIMAN), que la sed de esas muchachas sólo la podía saciar Jesús. Amén.

Y, para rematar, a los numerosos seres humanos que no soportan a Roger Goodell, comisionado de la NFL, se les escapó una sonrisa cómplice cuando se enteraron que la Señora Apple le llamó la atención por la falta de postre en las mesas de los chicos que estaban presentes en el draft. Goodell, que de relaciones públicas anda escaso pero es lo suficientemente inteligente como para saber que con una madre no se juega, le mandó una nota personal y un montón de brownies.

Puede uno ponerse chulo con Tom Brady, con los New England Patriots, con el sindicato de jugadores, con la justicia, con las conmociones cerebrales, con las leyes antimonopolio, con el Senado de los Estados Unidos de América, con la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas… pero jamás, jamás, con una madre que te llama la atención. Y una madre es dura, pero siempre justa, y por eso le respondió a Roger que le agradecía los brownies y el mensaje. Considerate salvado. Al menos esta vez, querido comisionado.

Está por ver qué sucede la próxima vez que alguien le pise lo fregao a la Señora Apple, Doña Annie, pero aquí estaremos expectantes a su reacción, la de la gran ganadora del draft de este año.

Una última reflexión: ¿será capaz de sustituir a Miko Grimes como nuestra tuitera favorita de la NFL? Veremos, porque ya decía aquella canción de La Unión que “mi mami no quiere verme con mujeres como tú”. (Cortesía de As.com).

Deja tu comentario

Recomendamos - Fútbol Americano