Connect with us

Más de Honduras

“El Robot” lucha por la vida

SAN PEDRO SULA. En 1979 sus goles le dieron a Marathón el primer título de Liga Nacional para la institución esmeralda, y aproximadamente cinco años después tuvo que retirarse del fútbol después de haber destacado como goleador, pero ahora, 30 años después, Roberto “El Robot” Bailey juega el partido más importante: contra el cáncer de próstata.

Hermano del también exjugador de la selección nacional y de Real España, Jimmy James Bailey, mejor conocido como “El Socio”, en cuya casa vive compartiendo hogar en la colonia EL Roble de San Pedro Sula, Bailey recuerda sus mejores momentos como futbolista, y ahora que se encuentra enfermo, espera ayuda, pero sin que le tengan lástima, y al mismo tiempo cree que como él, hay varios que necesitan y que no han tenido la misma suerte que tuvo hace poco “Chelato” Uclés.

¿Es cierto que está muy enfermo?
Roberto Bailey: El problema mío es que me detectaron cáncer de próstata, es una enfermedad con la que estoy luchando y espero salir adelante, estoy haciendo lo posible para poder combatirlo.

¿Desde cuándo le detectaron la enfermedad?
La verdad fue hace poco, me hicieron los exámenes y me lo detectaron, creo que fue allí por noviembre o diciembre. Doy gracias a Dios porque tengo vida y fuerzas para luchar contra esta enfermedad.

¿Qué pensó y cómo reaccionó desde ese momento?
Pues la verdad es que he perdido muchas libras porque yo no estaba preparado para recibir ese tipo de noticias, entre tantas cosas malas que han estado pasando recibir una noticia tan fea, fue duro, pero tengo fe en Dios que voy a salir adelante, tengo que salir de esta.

¿Se ha acercado usted para pedir ayuda a alguna institución?
A quien me voy a acercar, si aquí en este país esta feo, gracias a Dios que “Chelato”, tuvo suerte y lo apoyaron, pero hay varios exjugadores que estamos enfermos y necesitamos, sin tener la misma suerte, pero creo que no hemos tenido la misma suerte que si tuvo “Chelato”.

¿A qué se refiere al decir que “Chelato” tuvo suerte?
Honor a quien honor merece en este país, pero aquí parece que el pasado está borrado, varios hablamos que a “Chelato” Uclés hasta avión presidencial le dieron, eso lo elogiamos, pero que la gente tampoco se olvide de nosotros, especialmente Real España y Marathón, que antes solo pasaban en séptimo lugar y cuando venimos nosotros, una buena camada de jugadores de Tela, empezaron a ganar partidos y campeonatos. En esa camada veníamos Gilberto Yearwood, Walter Jimminson, mi hermano Jimmy James Bailey, y otros.

¿Le incomoda que solo se acuerden de “Chelato”?
Lo que sucede es que somos muchos los que necesitamos, gente que en algún momento engrandeció la bandera del país, porque yo también fui parte del grupo que peleó por el mundial de España en 1982, éramos uno para todos y todos para uno, por eso hoy que lo sé digo que hay varios exjugadores que necesitamos ayuda, si usted comienza a preguntar le aseguro que confirmará que muchos necesitamos ayuda.

¿Por qué cree que no han sido valorados?
Por muchas cosas buenas que uno pudo hacer en el pasado, para mucho uno no existe en el presente, muchos defendimos con pundonor el nombre de Honduras, pero aquí en la ciudad por ejemplo hay dos equipos que ya ni se acuerdan de nosotros.

¿Qué es lo que usted necesita en este momento?
Yo no quiero lástima, pero no puedo acercarme a ninguna institución porque no quiero lástima, hasta miedo me da acercarme a Marathón; en mi caso el tratamiento es muy caro por la quimio y todas esas cosas, lo que se necesita es ayuda económica, y si alguien puede ayudar yo sé que Dios lo bendecirá, porque uno no se opone a que lo ayuden, pero que lo hagan con alegría como dice Dios, pero ahora hasta te cierran las puertas en las narices… y en ese momento recibe en el celular una llamada del también exjugador y mundialista de 1982, Porfirio Armando Betancourt.

¿Se puede saber por qué lo llamó Porfirio Betancourt?
Se acaba de enterar de mi situación y me vendrá a visitar para darme una ayuda económica, porque así seguimos siendo los que fuimos una familia en 1982, una verdadera familia.

¿Pero en Marathón también fue así?
En Marathón hubo grandes jugadores, todo mundo habla de la trinca infernal, pero ellos no fueron campeones, en cambio con mis goles Marathón ganó un campeonato y un subcampeonato, lástima que Real España nos quitó el bicampeonato por un error de nuestro portero.

Durante la entrevista recibió una llamada de Porfirio Armando Betancourt, quien lo visitaría para darle una ayuda económica.

Durante la entrevista recibió una llamada de Porfirio Armando Betancourt, quien lo visitaría para darle una ayuda económica.

¿Cómo fue su época como futbolista de Marathón?
Yo diría que fue soñada, creo que en el fútbol nadie tiene currículum como el que yo tengo, porque yo no estuve jugando 15 ó 20 años como lo han hecho otros, y con mis goles el Victoria ascendió a la liga en 1975, y hoy que lo veo peleando por no descender es algo muy triste.

¿Hasta qué año estuvo en Marathón?
Recuerdo que llegué en 1979 y el mismo año que llegué hice campeón al equipo, fui campeón goleador del equipo y anoté los goles en la final que le ganamos a Universidad, que no era cualquier equipo, porque tenía a jugadores como Fernando “El Azulejo” Bulnes, “El Pirata” Fernández, Mayorga, “El Diablo” Sambulá, era un equipazo en 1979. Estuve en el Marathón hasta 1984 y luego jugué en Olimpia en 1985, pero me retiré porque me decepcioné, los salarios no eran buenos en ese entonces.

¿Comparte que ídolos sean los de los setentas y no los de hoy?
Creo que la afición es la que decide quién es ídolo, por ejemplo en el caso de Carlos Pavón, aunque la directiva diga que no, los aficionados en el estadio le gritaron ídolo porque así lo consideran, porque seguro se acuerdan de los goles que anotó en sus tiempos con el equipo, allí está el ejemplo de mi hermano, le dicen “Socio”, porque era socio del gol.

¿A usted cómo lo trató Marathón?
Realmente no podría responder, no sé, lo que sí recuerdo es que hubo dirigentes que me apoyaron, como Don Issa Yacamán QEPD, Luis Solís y algunos otros que no recuerdo y les pido que me perdonen porque a mi edad y con esta enfermedad me cuesta recordar.

¿Qué tanto cree usted que ha cambiado?
Mucho, porque esta gente de hoy ya ni voltean a ver la gente que hizo grande al equipo, porque le repito categóricamente que Marathón no era un equipo protagonista, hasta que llegamos los jugadores de Tela, eso lo pueden comprobar revisando las estadísticas.

¿Usted espera alguna ayuda de Marathón?
No sé, en realidad yo espero ayuda de Dios, porque en Marathón ya saben lo que pasa conmigo, pero yo espero ayuda de Dios. La verdad es que si somos sinceros todos sabemos que no es justo, porque si yo le serví a usted como trabajador y fui justo y honrado, es injusto que usted solo me empaque y me despache, sin siquiera una placa de reconocimiento.

¿Nunca olvidará el campeonato que le dio a Marathón?
RB: Jamás, porque yo le di a Marathón con mis goles la madre de todos los campeonatos, ese campeonato era solo de equipazos, no había equipos chicos porque todos tenían muy buenos jugadores, “Corcha” Collims y Matilde Selim Lacayo y Enrique “Palanca” Mendoza con el Vida de La Ceiba, solo por poner de ejemplo al Vida.

¿Quién le puso “El Robot” y por qué?
RB: Eso es algo que venía desde hace tiempos cuando viví en Tela, porque no había mucha gente bilingüe, y como no podía hablar español porque habíamos crecido solo hablando inglés, yo tenía 15 años y todavía no podía hablar español porque crecí en una comunidad inglesa grande, y era muy poco donde se hablaba el español como idioma.

¿Y actualmente con quién vive?
RB: Mi mamá era de Tela y mi papá era de Jamaica, vivo en la Colonia El Roble de San Pedro Sula en la casa de mi hermano Jimmy, en Tela tengo una casa que dejó mi mamá, allí vive mi hermana Martha, y tengo 7 hijos.

Deja tu comentario

Recomendamos - Más de Honduras