Connect with us

Bla Bla

Como carreta sin frenos…

Por: César Rosales
@cesarcafu

La derrota del martes anterior ha calado profundo en la mayor parte de los aficionados catrachos, no solamente porque nos puso al borde del precipicio, sino porque además de dejarnos casi listos y servidos, el técnico Jorge Luis Pinto sigue anteponiendo su “prestigio” a las necesidades del fútbol hondureño.

Y aunque considero que todavía existe una luz al final del camino, siento que el colombiano de continuar con esa marcada soberbia y prepotencia, acabará de una vez por todas con la ilusión de más de 8 millones de catrachos, ya que su terquedad no lo deja aceptar que sigue equivocándose a la hora de girar sus convocatorias.

No tengo que ser muy técnico, estratega o entrenador, para darme cuenta que sus “elecciones” no son las más correctas, ni tengo que ser vidente para saber que el combinado catracho urge de nombres como Albert Elis, Bryan Róchez, Carlo Costly, Roger Espinoza y Andy Najar, y aunque ellos no resuelvan la eliminatoria, considero que iríamos a una batalla muchos más pareja ante selecciones de mayor jerarquía.

Posterior a la caída, el técnico señaló, “yo trabajo a muerte como sea, no lo veo fácil pero tampoco lo veo distante, tenemos que rectificar algunas cosas, soy el más golpeado y herido por esta situación, mi compromiso sigue siendo el mismo, el más deseoso de ir al mundial soy yo, me estoy jugando la vida y prestigio, sigo dando la cara”.

Lo cierto señor Pinto que con dar la cara y el hecho de haber sido el quinto mejor técnico del mundo en el mundial pasado, no le garantiza un boleto a Rusia 2018, mucho menos limpia el sucio rostro a una bicolor que aparenta una carreta sin frenos, cuesta abajo y hacia un precipicio, que por los vientos que soplan, tocará fondo en El Salvador sino la enderezan a tiempo.

Deja tu comentario

Recomendamos - Bla Bla