Connect with us

Fútbol Internacional

Bayern visita al Shakhtar en su mejor forma

El Bayern viaja a Ucrania para enfrentarse en partido de octavos de final de la Liga de Campeones al el Shakhtar Donetsk tras haber recuperado su mejor forma ante un al Hamburgo al que goleó por 8-0.

En ese partido el Bayern volvió a ser el mismo de antes de la pausa de invierno y agregó al control de pelota, que suele tener en la gran mayoría de los partidos, una gran contundencia.

Este martes , Pep Guardiola podrá volver a contar con Xabi Alonso, que faltó ante el Hamburgo por problemas musculares, y con Jerome Boateng, que fue baja por sanción ante el equipo hanseático.

Los dos son titulares habituales en el esquema de Guardiola pero habrá que ver si el preparador catalán hace modificaciones en el equipo después de haber arrasado al Hamburgo.

Xabi Alonso tendría que desplazar a Bastian Schweinsteiger o a David Alaba, que formaron un doble pivote ante el Hamburgo, a menos que Alaba pase al lateral izquierdo, a costa de Juan Bernat.

Bernat es el único jugador de campo del Bayern que ha jugado hasta ahora todos los partidos de la temporada, lo que podría ser un motivo para darle una pausa.

La entrada de Boateng implicaría dejar en el banquillo a Mehdi Benatia o a Holger Badstuber, que reapareció ante el Hamburgo después de un año de ausencia por sucesivas lesiones de rodilla. Otra alternativa para la defensa es el brasileño Dante.

Adelante, podría darse una modificación y prescindir de inicio de Robert Lewandowski para ganar más desborde por la banda con el francés Franck Ribery.

El Shakhtar Donetsk, por su parte, espera al Bayern Múnich con piel de cordero, pero tal vez con suficientes argumentos futbolísticos y talento brasileño para dar la sorpresa en el partido de ida de los octavos de final de la Liga de Campeones.

El rumano Mircea Lucescu, técnico local, es un viejo conocido de Pep Guardiola, quien dirigía al Barcelona cuando los catalanes eliminaron a los “mineros” ucranianos en los cuartos de final en la temporada 2010-11.

La diferencia con respecto a esa eliminatoria radica en que el partido no se jugará en Donetsk, capital de la región hullera y ahora principal bastión de las milicias separatistas prorrusas.

El Shakhtar, que no juega en su campo desde hace casi un año, debido al estallido del conflicto con Kiev, recibirá al equipo teutón en el moderno estadio de Lvov, que acogió la Eurocopa en 2012.

Lvov, en el oeste de Ucrania, es territorio hostil para el equipo de Donetsk, por lo que los pupilos de Lucescu no podrán contar con la presión de las gradas como factor determinante.

Deja tu comentario

Recomendamos - Fútbol Internacional