Connect with us

Bla Bla

Llegó la hora del cambio de mando

Jacobo Goldstein

Ahora que el mundial se acabó y que Alemania conquistó su cuarto campeonato, empatando con Italia en cuanto a copas del mundo ganadas y una menos que las cinco que tiene a su haber Brasil, me he puesto a pensar en todos los cambios que han provocado los resultados del torneo de fútbol más importante del planeta…

Entre los cambios de mando que hemos visto en días recientes tenemos que Luiz Felipe Scolari (“Felipao”), que ganó para Brasil el Mundial en 2002, fue reemplazado por Dunga, que ya se hizo cargo de la selección verde-amarilla. También rodó la cabeza del entrenador de Ecuador, el colombiano Reinaldo Rueda, relevado por el profesor Sixto Vizuete, que temporalmente conducirá a la selección nacional hasta enero de 2015.

También tenemos en lista a otro colombiano, Luis Fernado Suárez, que dirigió a nuestra querida Honduras y que perdió sus tres partidos mundialistas, lo cual condujo a que la Fenafuth le diera las gracias y lo terminara reemplazando por el “tico” Hernán Medford. Y si de Costa Rica se trata, el también técnico colombiano Jorge Luis Pinto, que se cubrió de gloria en este mundial al haber llevado a los “ticos” a cuartos de final, se marchó por la puertas de atrás, luego de ventilar los trapitos al sol en una conferencia de prensa. Estoy seguro que a Pinto le lloverán ofertas de todas partes después desus fantásticos resultados, aunque ahora es blanco de un millón de críticas por parte de sus exasistentes.

hmOtro fracaso en Brasil fue el del italiano Alberto Zaccheroni, que no pudo lograr que Japón pasara a la segunda ronda. Fue reemplazado por el mexicano Javier “Vasco” Aguirre. ¡Que manía la de los japoneses de contratar técnicos extranjeros cada cuatro años! Ah, y también renunció el de Italia, Cesare Prandelli, y con él se fue el presidente de la Federación italiana de fútbol.

En años recientes hemos visto muchos célebres cambios de mando. Pep Guardiola prefirió irse del Barcelona F.C. –donde ganó todo– y pasó a conducir el Bayern Munich, al que llevó a conquistar el título de la Bundesliga alemana, pero fue humillado en la última Champions. José Mourinho dejó al Real Madrid y regresó, como él dijo, a su “hogar, dulce hogar”… el millonario Chelsea de Londres, donde no le fue tan bien en la última temporada. El que lo reemplazó en el vestuario merengue, el italiano Carlo Ancelotti, tuvo un gran éxito, ganando la Copa del Rey y la Champions League, la número 10.

Al argentino Gerardo “Tata” Martino le fue mal con el Barcelona F.C. y fue reemplazado por el espanol Luis Enrique. Y el inglés David Moyes salió despedido “a las patadas” del Manchester United, que ahora dirige el meticuloso holandés Louis van Gal, el mismo que llevó a la “naranja” a un honroso tercer puesto en Brasil.

Después del mundial, dos famosos capitanes pasaron “a retiro”. Philip Lahm, que por años capitaneó a Alemania, colgó los botines de la selección germana –jugó 113 partidos–, pero seguirá con el Bayern Munich. Tiene 30 años de edad. Mientras, Steven Gerrard, de 34 años, el “eterno” capitan de los ingleses, también dijo “hasta aquí llegué”. Jugó 114 partidos con los “leones”, pero continuará en el equipo de sus amores, en el único que ha jugado desde que debutó: Liverpool.

Donde me gustaría ver un gran cambio de mando es en la FIFA, donde en vez de reelegir y reelegir al suizo Joseph Blatter, ¡ya lleva 20 años allí!, deberían de buscar gente más joven y creativa, como Michel Platini, astro en su tiempo de la selección francesa y que ahora posee gran experiencia ejecutiva y administrativa, gracias a su exitosa gestión como presidente de la UEFA.

Deja tu comentario

Recomendamos - Bla Bla