Connect with us

Embajadores

La vergüenza acabó, así como empezó…

BRASIL, Manaos. Terminó la pesadilla, las vergüenzas llegaron a su fin, luego de tres presentaciones en las que Honduras no enseñó absolutamente nada, la bicolor regresará a casa tras caer 0-3 frente a Suiza en su triste despedida de Brasil 2014.

HONSUIEl seleccionador Luis Fernando Suárez, volvió a dejar al descubierto sus miedos y lo más lamentable se las trasmitió a sus dirigidos, dejó en el banco a Emilio Izaguirre, solo porque se le ocurrió cuestionarlo, pero nunca se atrevió a mover a Bryan Beckeles, más malo que la injusticia.

Las necesidades obligaban a Honduras a salir a buscar el encuentro, pero no fue así, tímidamente la bicolor adelantó unos metros sus líneas en relación a los juegos anteriores, sin embargo faltó profundidad e imaginación en los metros finales.

Juan Carlos García, suplentes de los suplentes en la segunda de Inglaterra, hizo aguas en la primera aparición seria de los suizos y Shaqiri se aprovechó para colgar el balón en el ángulo superior derecho de la portería de Noel Valladares y 1-0 que ya parecía lapidario.

HONSUI-3Honduras tuvo su oportunidad cuando el meta suizo Benaglio se equivocó en la salida, pero Jorge Claros remató afuera. A los 30 minutos un error en la salida de Wilson Palacios y la mala ubicación de Víctor “Muma” Bernárdez, permitieron a Shaqiri llegar solo contra Valladares y marcó el 2-0.

Complemento

En la segunda etapa Suárez dio paso a Marvin Chávez y la bicolor tuvo más vértigo, no obstante los suizos fríos cedieron metros para jugar a la contra aprovechándose de la desesperación catracha.

HONSUI-4Con más ganas que buen fútbol y con los helvéticos desgastados por las altas temperaturas imperantes en Manaos, los catrachos parecían decididos a buscar el empate, sin embargo la falta de puntería de sus atacantes, los aciertos de Benaglio y la mala fortuna  evitaron el descuento.

Los centroamericanos reclamaron penal por una aparente falta a Jerry Palacios, pero Néstor Pitana no lo sancionó, después solo la providencia y Valladares evitaron que la goleada fuera mayor.

Así se cierra un ciclo, con la selección volviendo a dar pena, se vale perder, pero intentando jugar al fútbol, no pegando patadas, ni siendo temeroso.

FICHA

Deja tu comentario

Recomendamos - Embajadores