Connect with us

Fútbol Nacional

“A llorar a la Dalia”

PESCADOSiete fechas han pasado desde el inicio del campeonato y algunos jugadores involucrados en el descenso han empezado a llorar a moco tendido sus pobres actuaciones, tal es el caso del futbolista del Marathón, Óscar Bonilla, quien resultó llorando por la “petateada” que les propinó Olimpia.

Como decían en los tiempos de mi abuelo, “a llorar a la Dalia”, refiriéndose a una ya desaparecida funeraria, cuando alguien comenzaba a sollozar por la “leche derramada”, tal es el caso de estos futbolistas que con sus lágrimas pretenden tapar el sol con un dedo, cuando en la cancha dejan mucho que desear.

“Siento pena, el equipo no se merece esto, los culpables somos los jugadores, Olimpia nos ganó muy bien, fue muy superior”, fueron las palabras del “Pescado” Bonilla después de la paliza de 4-0, que deja a su equipo en una de las peores crisis de la historia y con medio boleto al fatídico descenso.

Sin el ánimo de echar más leña al fuego, consideramos que mostrar lágrimas de “cocodrilo” a once fechas del término del certamen es una cobardía por parte de sus jugadores, ya que lo correcto sería, lejos de mostrar su impotencia, buscar de lo que ponen las gallinas y usarlos a partir de la próxima fecha.

¿O es que con lloriqueos o con gestos de impotencia, creen que van a salvar a la histórica institución del descenso?, No señores, agrado quiere agrado, devuelvan una pequeña parte de lo que les exigen, de lo contrario la inversión verde será como quien dice “un gasto de pólvora en zopilote”.

Esperamos que este próximo fin de semana, los demás jugadores no imiten a “magdalena” y por el contrario salgan a jugarse la permanencia, ya que con lágrimas de “cocodrilo” difícilmente evitarán el fatídico descenso.

Por: César Rosales
@cesarcafu

Deja tu comentario

Recomendamos - Fútbol Nacional