Connect with us

Más Deportes

Nuevos ascensos de cinturones negros en tae kwon do hondureño

TEGUCIGALPA.- En el Gimnasio Bong Kyung Song, se realizó la ceremonia de ascensos de cinturones negros en la disciplina de tae kwon do, a los atletas que se sometieron al examen técnico y teórico ante la terna evaluadora para hacer este tipo de cambio de cinta.

En el Gimnasio Bong Kyung Song se hizo el ascenso a cinturones negros.

La terna estaba precedida por la maestra Ivette Song, quien está certificada por Kukkiwon Korea, que vino desde ese país  asiático para impartir un seminario de actualización de técnicas de tae kwon do y desarrollar las pruebas de rango.

De igual forma se llevó a cabo evaluación a deportistas pequeños y adolecentes que a diario se forman en este arte marcial, los que también recibieron el respetivo cinturón de acuerdo al grado de superación, disciplina y asistencia.

La instructora Song, es hija del extinto maestro de generaciones y propulsor del tae kwon do en Honduras, Bong Kyung Song y dijo estar satisfecha por el nivel presentado por la estudiantes de este deporte.

Asimismo, por el desempeño y trabajo realizado en la ejecución de todas las técnicas y soguis (posiciones), que incluyen las defensas y ataques con las manos, la Poomsae (movimientos y formas especiales).

Durante el acto de entrega de cintas de diferentes colores, padres de familia, parientes y amigos se mostraron satisfechos, porque consideran que cada ascenso de cinta fortalece los cimientos en la edificación del arte marcial de los alumnos y es un motivo de superación personal.

Los alumnos del Gimnasio Bong Kyung Song entrenan con dedicación en diversos horarios.

La maestra Song, que retorna pronto a Corea, agradeció la confianza depositada por los padres a la modalidad aplicada por los nuevos instructores donde se combina, la experiencia, la juventud y se mantiene la tradición del tae kwon do, así como también la actualización que ella recibe en los centros especializados y de alto rendimiento en Corea y que transmite a los instructores.

El reto para los nuevos cinturones negros, Kelyn Vásquez, Alejandro Ulloa, Steven Molina, Alejandro Morales y Walter Ordóñez, es mantener las bases formadoras del espíritu de lucha y no doblegarse ante los obstáculos de la vida y sobresalir por su cortesía, mesura, honor, autocontrol y coraje que han sido parte de los principios básicos en los que les ha formado el tae kwon do; principios que les hará destacarse en la vida y ser ciudadanos de valor para la sociedad. Ahora tendrán que mostrar no sólo destreza, sino también madurez deportiva en una disciplina exigente.

Deja tu comentario

Recomendamos - Más Deportes