Secciones: Más Deportes

Tras superar polémica sobre su género sexual Semenya regresa a la competición

PARÍS, (AFP) – La atleta sudafricana Caster Semenya, campeona del mundo en 800 metros cuyo debate sobre su género de sexo generó polémica, fue autorizada a competir, anunció este martes la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) en un comunicado de prensa.

“La IAAF se acogió a las recomendaciones de los especialistas que concluyeron que Caster Semenya puede correr con efecto inmediato. Sin embargo, la información médica relativa a la atleta es de carácter confidencial y la instancia no hará comentarios sobre este tema”, precisó la nota.

Ads

Semenya declaró sentirse “emocionada” por volver a la competición, después de que la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) debatiera sobre su género de sexo.

“Estoy contenta de regresar en la competición mundial del atletismo y espero con impaciencia volver a correr dejando la discusión atrás”, declaró la campeona, citada en un comunicado de prensa por sus abogados.

Ads

Uno de ellos, Greg Nott explicó que la nota resultó de las negociaciones entre el equipo médico de la IAAF y el propio equipo de Semenya, además de un mediador internacional. Los términos del acuerdo se mantendrán confidenciales, agregó su defensor.

“Estamos alegres de que Caster le haya sido permitida para competir con otras mujeres, como es su derecho natural”, precisó Jeffrey Kessler, otro abogado.
 
“Esperamos que esta resolución sienta un precedente para que ninguna atleta tenga que experimentar en el futuro los retrasos y el escrutinio público del que ha tenido que soportar Caster”, prosiguió.

La federación decidió en agosto pasado, antes de la final de 800 metros del Mundial de 2009 en Berlín, dominada de principio a fin por la sudafricana, de crear un grupo de expertos para investigar sobre su género sexual, cuya morfología parece masculina.

Esta decisión escandalizó a Sudáfrica y llegó a convertirse en un tema político. El presidente Jacob Zuma se mostró descontento con la federación y denunció la humillación de la que era víctima la deportista.

La instancia internacional encargó a una comisión medical un estudio más preciso sobre su género femenino.

“Hemos observado en este dominio que no hay una definición. Hay un prolbema en nuestra legislación”, explicó Pierre Weiss, secretario general de la IAAF.

A mediados de noviembre, la IAAF llegó a un acuerdo con Sudáfrica en el que aseguraba el título mundial la sudafricana. La Federación también se comprometió a que este examen científico fuese tratado de manera confidencial entre el paciente y el médico.

Deja tu comentario

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de cookies.