Secciones: La Bicolor

Apreciación del yuan pone en peligro a la "vuvuzela"

Pekín, (EFE).- Los fabricantes de la famosa “vuvuzela” que ensordece a jugadores y espectadores en el Mundial de Fútbol de Sudáfrica, un 90 por ciento de las cuales se fabrican en China, están alarmados por el poco margen de beneficio después de las últimas apreciaciones de la moneda china, el yuan.

Las vuvuzelas se están vendiendo en Sudáfrica a 7,8 dólares.

La agencia estatal de noticias Xinhua recuerda que, aunque la “vuvuzela” se ha aceptado como un instrumento tradicional sudafricano que supuestamente imita el sonido de los elefantes, pocos saben que un 90 por ciento de ellas se fabrican en el gigante asiático.

Ads

Las fluctuaciones recientes del yuan, después de que el 19 de junio el banco central chino anunciara una mayor flexibilidad del mecanismo cambiario de su divisa, así como el aumento de los costes de producción y la eliminación de incentivos a la exportación preocupa a los “vuvuzeleros”.

Así lo explican los directivos de Jiying Plastic Product Corp, fabricante pionero de esta trompeta de plástico cuyo sonido puede alcanzar los 127 decibelios, producto de la inspiración de su director, Wu Yijun, cuando en 2001 vio una animación en internet en la que africanos soplaban sus vuvuzelas de bambú para espantar a los babuinos.

Ads

Con la habilidad comercial que caracteriza a los chinos, Wu vio una salida comercial a su sueño cuando en 2004 Sudáfrica fue nombrada sede del Mundial 2010.

En agosto del año pasado, su fábrica, situada en la provincia oriental de Zhejiang, vendió sus primeras mil “vuvuzelas” de plástico a tres yuanes la unidad (44 céntimos de dólar o 35 céntimos de euro) a un comerciante africano a través del mayor portal de ventas de internet en China, Alibaba.com.

A finales de abril pasado, Wu había vendido más de un millón de “vuvuzelas”, aunque el margen de beneficio cada vez era más pequeño.

El empresario calcula que la exportación combinada de su firma y otras empresas del sector alcanza los 50 millones de “vuvuzelas”: “Podría haber vendido 10 millones de unidades de haber tenido la capacidad de producción suficiente”, explica Wu.

El exceso de producción produjo una caída del precio de exportación hasta los 30 centavos de dólar, por lo que el margen de Wu se ha reducido hasta 0,1 yuanes, después de haber ingresado unos 14.720 dólares en los últimos seis meses con sus exportaciones trabajando a marchas forzadas.

Según datos oficiales chinos, las manufacturas baratas chinas cuentan con márgenes de beneficios muy bajos, en torno a un 5 por ciento, incluso cuando la devolución fiscal de la exportación se situaba en un 11 por ciento.
Las “vuvuzelas” se venden en Sudáfrica a un precio 26 veces superior al de la exportación, unos 7,8 dólares.

Deja tu comentario

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de cookies.