Connect with us

La Bicolor

Otra jornada de errores nefastos

JOHANNESBURGO. (AP) – Esta Copa Mundial está teniendo un patrón que salta a la vista: fallos costosos de los arqueros.

Este lunes, otro par de goles tuvieron como característica alguna pifia de un guardameta, las cuales se suman a las del inglés Robert Green y el argelino Fawzi Chaouchi.

El fallo del portero Justo Villar le costó el empate a Paraguay ante Italia.

Justo Villar de Paraguay no supo despejar un córner y la pelota quedó servida para que Daniele De Rossi estableciera el empate 1-1 que evitó un fiasco del campeón vigente en su debut.

Dinamarca le estaba haciendo pasar muchas dificultades a Holanda, pero Thomas Sorensen salió a cortar un balón largo y la jugada acabó con un autogol de Daniel Agger que encaminó a la “Orange” a un triunfo 2-0.

Japón finalmente ganó un partido fuera de sus fronteras, un 1-0 sobre un Camerún que decepcionó en todos los sentidos, pero varios aspectos ajenos a la acción en las canchas se entrometieron en la discusión de la cuarta jornada del Mundial de Sudáfrica.

En un episodio rarísimo en los mundiales, la policía debió encargarse de la seguridad en las sedes de Ciudad del Cabo y Durban por culpa de una disputa salarial entre los guardias y la empresa que los contrata.

La medida se tomó luego que la madrugada del lunes, tras el partido que Alemania le ganó 4-0 a Australia, la policía lanzó gases lacrimógenos y balas de goma para dispersar a personal de seguridad que se resistía irse del estadio Moses Mabhida.

Deja tu comentario

Recomendamos - La Bicolor