Connect with us

Fútbol Internacional

Lautaro y Lukaku reinan en Milán

Publicado

Un doblete del argentino Lautaro Martínez y un golazo del belga Romelu Lukaku dieron este domingo un contundente triunfo por 3-0 al Inter en el derbi milanés contra el Milan y le permitieron blindar su primera posición en la Serie A, con cuatro puntos de ventaja sobre el cuadro milanista.

Lautaro, que acumula ya quince goles esta temporada, entre todas las competiciones, y un Lukaku incontenible hundieron al Milan y lanzaron el ataque de los hombres de Antonio Conte al «Scudetto», el título liguero.

El Inter suma cuatro puntos de ventaja sobre el Milan y en este momento hasta once sobre el Juventus, nueve veces consecutivas campeón de Italia, que tiene dos partidos menos.

El equipo de Andrea Pirlo jugará este lunes contra el Crotone y todavía debe disputar también el encuentro de la tercera jornada contra el Nápoles. Está contra las cuerdas el conjunto juventino, obligado a pelear sin margen de error hasta el final de la temporada.

El Inter puso cuesta abajo el derbi tras apenas cinco minutos, cuando Lautaro abrió su gran tarde con un perfecto cabezazo a centro de Lukaku. Fue el premio a un arranque autoritario del equipo interista, que presionó con intensidad y anuló por completo al centro del campo del Milan.

Solo una gran parada de Gianluigi Donnarumma a disparo del croata Ivan Perisic y un Lukaku falto de acierto, aunque listo para vengar esos errores en la segunda mitad, evitaron que el Inter se fuera al descanso con una ventaja más importante.

El Milan, que apenas se acercó a la portería rival en la primera mitad, saltó al campo en la reanudación con enorme motivación, pero se topó con una prestación monumental del meta esloveno Samir Handanovic.

El sueco Zlatan Ibrahimovic lo intentó con dos potentes cabezazos y Sandro Tonali con un remate con la pierna izquierda desde el límite del área, pero Handanovic se opuso de manera decisiva y abrió el camino para la sentencia del Inter.

En el minuto 57, el danés Christian Eriksen combinó con Perisic y este ofreció a Lautaro un pase raso que el argentino remató para el 2-0. Firmó su doblete y ya lleva trece goles esta temporada liguera.

El Milan perdió confianza y capituló definitivamente diez minutos más tarde, cuando Lukaku, con una espectacular acción personal culminada con un zurdazo que entró por el primer poste, anotó el 3-0 y certificó el dominio interista en el derbi milanés.

Jugó con más orgullo que ideas tácticas el Milan en los últimos minutos. Los hombres de Pioli también estuvieron condicionados por el partido de la Liga Europa disputado el jueves contra el Estrella Roja, mientras que el Inter tuvo una semana completa de descanso. EFE. (JL).

Ver Más

Fútbol Internacional

Benzema: «Me hace feliz marcar»

Publicado

Por

(HN)

El doblete de Karim Bezema en el empate (2-2) contra Portugal ha dado a Francia el pase a octavos como primera de grupo y ha permitido al delantero festejar un tanto con su selección después de casi seis años, algo que le hace sentirse «muy feliz».

«Siento mucha alegría, mucho orgullo. Creo que todo el mundo lo estaba esperando, había un poco de presión sobre mí, pero soy un jugador de fútbol, un profesional, también necesito esa presión», declaró el delantero madridista, nombrado jugador del partido.

«Me hace feliz marcar. Además estamos calificados», concluyó Benzema en unas declaraciones al finalizar el partido.

En un intenso e igualado partido este miércoles en Budapest, ambas selecciones sellaron el pase a octavos, Francia, como primera, y Portugal, como tercera. EFE (HN)

Ver Más

Fútbol Internacional

Odegaard confirma que regresará al Real Madrid

Publicado

Por

(HN)

El centrocampista noruego del Real Madrid Martin Odegaard confirmó este miércoles que regresará al club blanco la próxima temporada después de haber estado cedido seis meses en el Arsenal inglés.

«La situación es que soy jugador del Real Madrid y que tengo volver allí dentro de semana y media. El Real Madrid ha sido claro: me quiere de vuelta. Así que tendré que viajar allí cuando comiencen los entrenamientos», declaró a la televisión noruega TV2.

Odegaard no hablado personalmente con el nuevo técnico blanco, Carlo Ancelotti, pero sí con el club y asegura que mantiene un contacto «estrecho» con este.

«Está claro que mi sueño ha sido siempre jugar allí. Llevo en el club más de seis años ahora, y ese ha sido siempre mi objetivo», afirmó el internacional noruego.

Odegaard, que se encuentra estos días de vacaciones en su país, señaló no obstante que su deseo es «jugar» y que hacerlo de forma regular es «importante».

«Es agradable estar en casa. Pasa mucho tiempo entre cada visita, especialmente el último año con las restricciones se siente muy bien volver a casa», afirmó. EFE (HN)

Ver Más

Fútbol Internacional

Suecia despacha a Polonia y a Lewandowski de la Euro

Publicado

Por

(HN)

El sueco Emil Forsberg y el polaco Robert Lewandowski, que marcaron dos goles cada uno, protagonizaron hoy un gran duelo que cayó del lado escandinavo (3-2), ya que Polonia fue apeada de la Eurocopa.

Además de la victoria, Suecia se clasificó brillantemente como primera del Grupo E con siete puntos, por delante de España, que vapuleó a Eslovaquia (5-0), también eliminada.

Los escandinavos marcaron al minuto de partido, lo que obligó a los eslavos a jugar cuesta arriba el resto del partido. Tuvieron ocasiones de sobra para empatar, pero fue Forsberg el que volvió a marcar en una gran jugada de Kulusevski.

Lewandowski, que se convirtió hoy en el máximo goleador polaco en la historia de las Eurocopas, redujo distancias con un misil marca de la casa y después empató a falta de un puñado de minutos. El delantero del Bayern nunca dejó de creer en el milagro hasta el pitido final.

Se marcha para casa con tres goles en su haber.

El partido estuvo marcado por las altas temperaturas para la segunda ciudad rusa -más de 30 grados- y los altos niveles de humedad.

El seleccionador sueco poco dado a los cambios se cansó de Marcus Berg y le reemplazó por Quaison, que forma una pareja mucho más dinámica con Isak.

Paulo Sousa recuperaba al exsevillista Krychowiak, expulsado contra los eslovacos. Dijo que no le iba a crucificar por ese pecado y cumplió su palabra.

Toda la preparación polaca se fue al garete al minuto y medio de juego. Isak bajó con el pecho un pase al borde del área, Forsberg se llevó el balón ante la incapacidad de los defensas polacos de despejar el balón y su disparo raso y cruzado con la zurda superó a Szszesny.

El partido estaba donde querían los suecos. Por delante en el marcador y clasificados para octavos como primeros de grupo.

Polonia estuvo noqueada varios minutos, pero acabó por recuperar el aliento. Lewandowski no estaba dispuesto a colgar los guantes.

A la salida de un córner Lewandowski remató al larguero. El rechace lo volvió a cabecear el atacante del Bayern con la mala suerte de que de nuevo fue escupido por la madera. La jugada no acabó ahí.

Ante la pasividad escandinava, el balón le volvió a caer al mismo jugador, pero a escasos centímetros de la línea de gol fue incapaz de introducir el balón en las redes. Increíble, pero cierto.

A partir de ahí, los polacos encerraron en su campo a los suecos. El desaparecido Zielinski obligó a Olsen a emplearse a fondo para despejar por encima del larguero un disparo desde fuera del área.

Los pupilos de Sousa se hicieron acreedores del empate, pero se fueron al descanso con pie medio fuera del torneo.

Necesitados de dos goles, los polacos salieron a por todas de los vestuarios. Nada más arrancar, de nuevo Zielinski puso a prueba los guantes de Olsen, que también salvó a su equipo pocos minutos después a tiro de Krychowiak.

Quaison también obligó al guardameta polaco a estirarse tras un fallo defensivo. Los suecos necesitaban más de Isak, pero el delantero de la Real no estaba metido en el partido.

Entonces, Anderson acertó con los cambios. Introdujo a Kulusevski, la joven estrella de la Juventus, que cambió el partido.

Él solo robó el balón en la medular, recorrió como una gacela los 40 metros hasta el área grande y ahí le cedió el balón para que Forsberg marcara el segundo con un disparo colocado al palo izquierdo defendido por Szczesni. (min.59)

Polonia estaba muerta. Lewandowski no aceptó el acta de defunción. Dos minutos después, recibió un balón largo, amagó al defensa y se sacó de la chistera un obús que se colocó por la escuadra izquierda defendida por Olsen. (min.61)

Aún había tiempo para un milagro. Nunca dejó de creer Lewandowski, que marcó un gol de oportunista a falta de seis minutos para el final del tiempo reglamentario. (min.84)

Lo intentó Polonia, pero la defensa sueca resistió el embite. Que tome nota su próximo rival en octavos. Ganarle a Suecia cuesta sudor y lágrimas.

Cuando parecía que las tablas eran inamovibles, Claesson marcó el gol de la victoria en el descuento y garantizó el primero puesto en el grupo a su equipo. España, segunda.

– Ficha técnica:

3 – Suecia: Olsen; Lustig (Krafth, min.68), Lindelof, Danielson, Augustinsson; Larsson, Ekdal, Olsson, Forsberg (Claesson, m in.78); Isak (Berg, min.68) y Quaison (Kulusevski, min.55).

Seleccionador: Janne Anderson

2 – Polonia: Szczesny; Bereszynski, Bednarek, Glik; Jozwiak (Swierczok, min.61), Klich (Koslowski, min.73), Krychowiak (Placheta, min.78), Zielinski, Puchacz (Frankowski, min.46); Lewandowski y Swiderski.

Seleccionador: Paulo Sousa

Goles: 1-0, min. 2: Forsberg. 2-0, min. 59: Forsberg. 2-1, min.61: Lewandowski. 2-2, min. 84: Lewandowski. 3-2, min.94: Claesson.

Árbitro: Michael Oliver (ENG). Amonestó a Danielson (min.10), Krychowiak (min.74) y Glik (min.83).

Incidencias: partido correspondiente a la tercera jornada del Grupo E disputado en el estadio Krestovski de San Petersburgo. EFE (HN)

Ver Más

Fútbol Internacional

España golea y se medirá en octavos contra Croacia

Publicado

Por

(HN)

Presionado por las circunstancias, España respondió con una determinación formidable ante una situación límite contra Eslovaquia (0-5), a la que doblegó con la misma rotundidad que no tuvo ni contra Suecia ni contra Polonia, tan beneficiado por los errores de su adversario, con el ridículo gol del portero Dubravka como expresión máxima, como merecedor incontestable de la victoria que lo relanzó a los octavos de final de la Eurocopa 2020.

Como segunda de grupo, ahí aguarda -el lunes 28 de junio en el estadio Parken de Copenhague- Croacia, tan irregular e imprevisible como España en la primera fase, pero aún la subcampeona del mundo del ingenioso Luka Modric; el próximo desafío para la revitalizada selección española, que no tiene ninguna explicación más veraz para tal posición que la pegada.

Es la diferencia más reconocible del 0-0 de la primera jornada ante Suecia o al 1-1 de la segunda frente a Polonia en comparación con el triunfo ante Eslovaquia, sentenciado al borde del descanso por un cabezazo de Laporte, agrandado en el minuto 55 por Pablo Sarabia -promotor de tres de los cuatro primeros tantos-, aun más por Ferrán Torres en el 66, todavía más por Pau Torres en el 71 y de una contundencia evidente de principio a fin.

Sarabia fue uno de los cuatro cambios del once. También Eric García, Azpilicueta y Busquets. A tales variaciones sigue ajeno Morata, un delantero bajo la duda permanente en este torneo, en la que su ineficacia sobre la portería fue de nuevo visible y frustrante, por más defensa que haga Luis Enrique, por más goles que anotó después el equipo este miércoles para ganar, para conseguir su mayor goleada de la historia en una fase final de la Eurocopa.

El delantero madrileño falló alguna oportunidad ante Suecia, erró unas cuantas más frente a Polonia y desaprovechó un penalti contra Eslovaquia a los 10 minutos. Esta vez, no fue Gerard Moreno, el ejecutor fallido el pasado sábado, sino que Morata asumió el lanzamiento desde los once metros, tan seguro de sí mismo.

Su tiro a media altura lo adivinó Dubravka, que se lanzó a su derecha, que estiró las manos y que repelió el disparo para sostener el 0-0, por mucho dominio ejercido hasta entonces y después por España, que aún así resolvió el encuentro sin echar de menos la pena máxima. El ‘7’ fue cambiado en el minuto 65. Hubo pitos y aplausos.

Porque el fútbol no entiende de méritos, sino de goles. Es el único factor concluyente, irrebatible. Sin ellos, hubiera dado igual la posesión, la destreza con la que se movió en la presión la selección española, cuando la ejecutó o cuando debió superar la de su rival, o la velocidad con la que circuló la pelota. Incluso, las ocasiones que tuvo hasta entonces, hasta que desató la goleada.

Porque España, inaccesible hoy atrás, tuvo más para lamentarse antes de abrir el marcador. No fue sólo el penalti de Morata, rehecho con un derechazo después desde fuera del área que despejó el guardameta, sino los milímetros que le faltaron a Azpilicueta y a Pedri para conectar centros que aparentaban ser ya medio gol.

Pero entre el síntoma prometedor que despiertan las ocasiones o entre la reiterada decepción que supone tal falta de efectividad, España se encontró de repente con un regalo impropio de este nivel: primero porque el central Satka entregó un balón a Sarabia; después porque el portero Dubravka se hizo un lío cuando sintió la presión de despejar una pelota llovida que había dado antes en el larguero.

Todo lo que no había sido capaz España de hacer antes, lo hizo el guardameta en un instante increíble, propio de otras categorías, quizá inducido por el sol en su visión; el único atenuante de un error mayúsculo, que recorrerá los resúmenes y quedará en las pifias para siempre de la actual edición del torneo. Era el minuto 30.

Cierto es que probablemente España había hecho méritos para haber alcanzado el gol mucho antes, tanto como que, sin ese error, el 0-0 habría sido una cuestión aún inamovible de la historia de un partido caluroso y manejado por la presión de la selección española, que dejó sin margen de maniobra a Eslovaquia, un equipo indudablemente menor por más esperanza que le dio su triunfo inicial ante Polonia.

Aún antes del descanso, España sentenció. De nuevo su gol no se habría entendido desde ninguna perspectiva sin el demérito de su adversario, primero por cómo despejó un saque de esquina y después por cómo el portero fue a por un balón lateral que controló Gerard Moreno, cuyo giro y centro propuso la redención a Laporte. Señalado el otro día en el 1-1 de Lewandowski, esta vez fue él quien marcó. Su cabezazo lo alojó en la red con la sutileza que exigía la acción.

Al borde del intermedio, en tan solo 47 minutos, el asunto del resultado y la clasificación estaba zanjado. Ni Eslovaquia dio para más ni España lo permitió. Menos aún con el 0-3 de Pablo Sarabia, tan solo en el área como certero en su remate al envío de Jordi Alba. Luego llego el 0-4 de Ferrán Torres, de tacón nada más salir, y el 0-5 de Pau Torres, también recién ingresado al campo de cabeza.

Sólo quedaba mirar hacia el otro partido, hacia la capacidad de Polonia para empatar a Suecia, que ganó en el minuto 94. No lo logró. España es segunda de grupo. Ya está en octavos de final, ya se reconoce a sí misma y ya tiene gol, tan fundamental para sentirse de nuevo aspirante. Si es o no de nuevo favorita lo determinará cada partido. El lunes toca Croacia. Ya espera Luka Modric.

– Ficha técnica:

0 – Eslovaquia: Dubravka; Pekarik, Satka, Skriniar, Hubocan; Kucka, Hromada (Lobotzka, m. 46); Haraslin (Suslov, m. 69), Hamsik (Benes, m. 90), Mak (Weiss, m. 69) y Duda (Duris, m. 46).

5 – España: Unai Simón; Azpilicueta (Oyarzabal, m. 77), Eric García (Pau Torres, m. 72), Laporte, Jordi Alba; Busquets (Thiago, m. 71); Koke, Pedri; Sarabia, Morata (Ferrán Torres, m. 66) y Gerard Moreno (Adama Traore, m. 77).

Goles: 0-1, m. 30: Dubravka, en propia puerta. 0-2, m. 47+: Laporte. 0-3, m. 55: Sarabia. 0-4, m. 66: Ferrán Torres. 0-5, m. 72: Pau Torres.

Árbitro: Bjorn Kuipers (Países Bajos). Amonestó al eslovaco Duda (m. 12).

Incidencias: partido correspondiente a la tercera y última jornada del grupo E de la Eurocopa 2020, disputado en el estadio La Cartuja de Sevilla ante unos 12.580 espectadores. EFE (HN)

 

Ver Más

Fútbol Internacional

Barcelona renueva el césped del Camp Nou

Publicado

Por

(HN)

El FC Barcelona ha empezado a renovar el césped del Camp Nou con vistas a la próxima temporada, un trabajo que en los últimos años se realiza cada verano y que finalizará la última semana de julio para afrontar en las mejores condiciones el Trofeo Joan Gamper y el inicio de las competiciones oficiales.

El cambio comienza con la eliminación de la capa vegetal superficial, la capa de arraigo, las fibras y la arena. Aunque parte de esta arena se reutiliza y se mezcla con una nueva con cualidades agronómicas y mecánicas adecuadas.

Después de la nivelación de la base, se colocan los nuevos tepes de césped. Esta tarea se realiza de noche aprovechando las condiciones óptimas de temperatura y humedad. Una vez puestas, se hibridan cosiéndolas con máquinas de última generación para conseguir el mejor de los resultados. Finalmente se realizan tareas de revisión y administración de abonos, entre otros.

El Camp Nou utiliza un césped híbrido desde que se implementó este sistema en la temporada 2016-17 para reforzar el césped 100% natural. Este sistema proporciona una tracción y una estabilidad del terreno de juego más uniforme durante todo el año, según los expertos.

El césped natural se selecciona de varios viveros de toda Europa, y se transporta a Barcelona en camiones frigoríficos que viajan de día para proceder a la colocación del césped esa misma noche con el objetivo de disminuir al máximo el estrés de la operación y evitar las horas de máximo calor.

Esto hace que se alargue el tiempo de implantación del césped, unos 2.000 m2 / día, pero se asegura su idónea adaptación. EFE (HN)

Ver Más
Publicidad

Boletín De Noticias

Recibe las mejores historias directamente a tu correo.



TABLA LIGA NACIONAL

Publicidad
Publicidad

Derechos Reservados © 2021 Diario Deportivo MÁS, Honduras Centro América.