Connect with us

Fútbol Internacional

Conmoción en Italia por muerte de Paolo Rossi

l 2020 continúa golpeando bajo a todos los amantes del fútbol. Mientras en Argentina seguimos llorando a Diego Armando Maradona, quien falleció el 25 de noviembre, y a Alejandro Sabella, quien nos dejó en la tarde del martes, este miércoles llegó desde el Viejo Continente una noticia que lo único que hace es causar más dolor en el mundo de la redonda.

Es que a los 64 años, y por causas que todavía no fueron reveladas, murió Paolo Rossi, el héroe italiano en el Mundial de España 1982 y múltiple ganador en Juventus.

La noticia fue dada a conocer por la esposa de Rossi, la periodista Federica Cappelletti, en su perfil de Instagram. Lo hizo al compartir una foto de ambos poco después de la medianoche italiana y el mensaje “para siempre”, acompañado de un emoji de un corazón.

El Bambino D’Oro fue uno de los mejores delanteros de todos los tiempos de Italia. Con un poder anotador fatal, es recordado por las seis conquistas que metió en la cita ecuménica de España, donde se destacó con un triplete contra Brasil, dos ante Polonia en semifinales y uno en la gran definición frente a Alemania.

Vicenza, Perugia, Juventus, Milan y Hellas Verona fueron los clubes en los que desplegó todo su potencial, pero donde mayormente brilló fue en la Vecchia Signora.

En el elenco de Turín dio la vuelta olímpica dos veces por Serie A, una por Copa Italia, una Recopa de Europa, una Copa de Europa y una Supercopa de Europa.

Lo que tenía de buen jugador también lo tenía de polémico. Es que antes de España ’82 estuvo dos años parado por una suspensión por arreglo de partidos en el recordado caso “Totonero”, donde también fueron condenados otros jugadores.

Y para la Copa de aquel año, regresó con todo, demostró todo su potencial y fue la gran figura de la Azzurra en la conquista de un nuevo trofeo.

Luego de retirarse, el último tiempo fue columnista en Mediaset y en la Rai.

A los 64 años, deja a su esposa y a sus tres hijos: Sofía Elena, María Vittoria y Alessandro. ¡Qué en paz descanses, eterno goleador! (GG) (Depo)