Connect with us

Más de Honduras

Gerardo Martínez considera que no hubo mala intención contra “Tony” Hernández

El presidente de Real de Minas, Gerardo Martínez, se refirió al caso del técnico español, Antonio “Tony” Hernández, a quien el Colegio de Entrenadores de Honduras no le permitió dirigir y ahora se habla de demandas contra el presidente de la Fenafuth, Jorge Salomón y el mandamás de los técnicos catrachos.

Hernández llegó al país para dirigir a los “mineros”, sin embargo, las autoridades consideraron que su título no le permitía dirigir en el país pese a haber entrenado en el extranjero.

Esta situación ha desatado una gran polémica y desde España el presidente del Centro de Formación de Entrenadores (Cenafe), Miguel Galán ha amenazado con demandar a Jorge Salomón y Marco Garay acusándolos de corrupción porque no lo dejaron entrenar.

“Cuando él vino le pedimos toda la documentación para presentarla al Colegio de Entrenadores, lo vimos con el abogado del club y me dijo que era un caso bastante interesante, pero más por un problema que tiene la Real Federación Española con su escuela de entrenadores (Cenafe), ya que los que salen de esta institución su título no es validado por la federación y ahí está el obstáculo”.

“Es un problema de le Federación con Cenafe, lo que le pidió el Colegio de Entrenadores de Honduras era que homologara su título con la federación de su país, no se pudo y le rescindimos el contrato de acuerdo mutuo, ya lo que él quiera hacer nada tiene que ver con Real de Minas”.

Agregó que no considera que no hubo mala intención en Honduras, pero dijo que a nivel de formación de entrenadores en Honduras hay déficit.

“No creo que haya sido mala intención de la gente en Honduras, le dijimos al entrenador que resuelva su problema en España y que las puertas del club las tiene abiertas”.

“Las declaraciones desde España son bastante fuertes contra las autoridades de Honduras, Hernández viene de dirigir en Ruanda, pero aquí menospreciamos todo. Honduras a nivel de formación de entrenadores quedan a deber” (JL).