Connect with us

Más Deportes

Ciclistas BMX ya tienen parque extremo  

El joven empresario Mario Guerrero y su esposa cumplieron un gran sueño, construir su propio parque extremo para practicar con bicicletas BMX, algo que se necesitaba en el país, ya que se hacía en forma improvisada y riesgosa en colonias como la Kenedy, pero que ahora tendrán un sitio especial en la salida de Mateo, en una propiedad privada ubicada en la aldea el Aceituno.
“Estamos cumpliendo un sueño con mi esposa, nos animamos a hacer el proyecto cuya finalidad
es desarrollar al ciclismo acrobático, mejorando la destreza  a través de un lugar apropiado como  Legions Ramps, el que ya está habilitado para hacer piruetas en bicicleta rueda 20, donde el deporte se puede practicar a un nivel más profesional”, explicó.
El joven atleta expuso que en el país se han hecho movimientos para practicar este gustado deporte pero sin las medidas del caso: “en el país se han hecho varias áreas públicas como hobbies, pero sin las medidas de seguridad, por eso decidimos construir un lugar apropiado con las medidas que corresponden, con rampas adecuadas, con un tipo de suelo apropiado, donde puedan ir los interesados en hacerse profesional de este deporte”, agregó.
Y es que el proyecto ya días lo tenía analizado y planificado, de hecho iba a ser inaugurado en abril, pero por la pandemia se atrasó un tiempo, pero se siguió trabajando con todas la medidas de bioseguridad del caso y ya está disponible para los interesados: “comenzamos a trabajar en el parque durante la pandemia. Invertimos lo necesario pàra ejecutar el  proyecto, el que finalmente ya se concluyó en su etapa inicial y al que podrían acceder los interesados a un bajo costo por día o una membresía mensual”, añadió.
El pàrque cuenta con todos los requerimientos de seguridad para el atleta, que desee ser parte de esa adrenalina y pasión en la BMX: “ya el parque tiene una zona de amortiguamiento que se llama racing, donde el atleta puede probar sus acrobacias sin provocar lesiones. Un tema importante que hay que mencionar es que  tenemos todas las medidas de bioseguridad del caso, así que el atleta debe llevar la pesonal, su bicicleta y un casco, ya que sin él no se le permitirá hacer acrobacias en el parque. A futuro esperamos dar clases a los que quieran y se atrevan a aprender”, aseveró.
Finalmente aseguró que todo este sueño lo hace porque en el tiempo que se interesó en practicar este deporte no había un lugar apropiado para hacerlo, sus sueños se truncaron por eso y es allí que decide junto a su esposa hacer su propio parque: “todo deporte lleva su riesgo, hay que trabajar mucho en la parte física, en los reflejos. Este deporte jala más la adrenalina, a veces estamos cabeza arriba, damos vuelta por todos lados, pero uno lo disfruta porque ya se nace con eso. Muchos no saben que es un deporte olímpico que en otros países es muy normal su masividad como en Australia donde es muy competitivo”, finalizó. (GG)