Connect with us

Fútbol Nacional

Salvadoreño desiste de comprar al Vida, quería pagar con cheques “canguro”

Se cayeron las negociaciones de compra del club deportivo Vida de La Ceiba por parte del salvadoreño Omar Romero. Las mismas habían surgido desde finales del mes de junio de 2019 pero, con el paso del tiempo, la directiva de los rojos alega que no se cumplió el mismo, mientras que el inversionista aduce que no lo dejaron trabajar.

La noticia de esta compra en ese entonces llenó de ilusiones a los aficionados del Vida que vieron en esto, la forma de parar de sufrir y dejar de pelear descensos, pero con el devenir de los meses las cosas han cambiado drásticamente.

Y fue primero Omar Romero quien a través de sus redes sociales dio a conocer su renuncia, exponiendo entre algunas cosas y entre sus argumentos que fue objeto de ataque infundados y continuos de algunos directivos que estaban trabajando en el equipo y que usaban las redes sociales junto con el apoyo de algunos medios de comunicación.

Recalcó en esa misma comunicación que hizo una inversión de 125 mil dólares con eso ya perdió mucho dinero ya que, los dirigentes que trabajan para el equipo en Honduras no mostraron la voluntad de entregarle a su persona el dinero que entraban al equipo por diferentes conceptos, entre taquillas y dinero de patrocinadores y algunos otros renglones.

Según el, esto ha desembocado en una mala administración en Honduras que ha llevado a un endeudamiento aun mayor con proveedores y cuerpo técnico aduciendo que, de buena fe, decidió trabajar con el grupo de personas que les había recomendado Roberto Dip.

“Por estas razones, decidimos dar un paso al costado y que los actuales dirigentes tomen el control total del Club Deportivo y Social Vida a partir del 11 de febrero de 2020; ante esto, la administración Roberto Dip junto a sus actuales dirigentes son los nuevos responsables de la parte financiera y de los pagos que actualmente se tienen” escribió textualmente en ese comunicado.

CHEQUES “CANGURO”
Como era de esperarse, los señalados por Romero en esa comunicación replicaron a través de las redes sociales de los “cocoteros” y apuntaron que, la persona que se suponía era el presidente del equipo, nunca cumplió con lo que se había acordado en los convenios y contratos que se plasmaron con abogados.

Lo más crítico de la situación se expuso cuando mencionan que Romero le pagó a Roberto Dip un cheque cuyo valor ascendía a 280 mil dólares los cuales nunca pudieron ser cobrados porque el titulo valor carecía de fondos. Fue en varias ocasiones que trataron de cobrar y les rebotaba cada vez que hacían el intento.

En esa misma red, cayó el abogado ceibeño Mario Melgar quien fue contratado para que elaborara la escritura de constitución de la sociedad y por lo cual, el dueño de la emisora La Calle de Nueva Orleans le pagó con un cheque cuyo valor era de 2,500 dólares y que tampoco pudo cobrar porque la cuenta estaba vacía o no carecía de fondos.

Tras conocer la ruptura de esas negociaciones que databan desde el pasado mes de junio, Roberto Dip, ex presidente del equipo rompió el silencio y apuntó algunos detalles que por “confidencialidad del proceso” no las dio a conocer en su momento.

Entre ellas señaló que Omar Romero, desde el pasado mes de octubre no le aporta ni un solo dólar al Vida y que ha incumplido todos los compromisos que se firmaron. “Todo este tiempo estuvimos esperando que Omar Romero cumpliera con los compromisos que adquirió y que fue aprobado en una asamblea. La idea era privatizar el equipo y Omar, se presentó como un posible inversionista que no cumplió su parte.

He estado en comunicación permanente con él y desgraciadamente ha incumplido la mayoría de ese acuerdo. El mismo fue quien pidió un mes más de prórroga. No hemos hecho público todo esto porque he sido prudente y he tratado de respetar la privacidad del proceso, pero de alguna forma esto se filtró en la opinión pública y ahora queda en evidencia que sencillamente no pudo cumplir y es necesario que la afición se de cuenta” finalizó Dip.