Jonathan Silva: Nadie puede dudar de la calidad como jugador de Marcelo - Diario Deportivo Más
Connect with us

De Todo Un Poco

Jonathan Silva: Nadie puede dudar de la calidad como jugador de Marcelo

Jonathan Silva (La Plata, Argentina, 1994) llegó al Leganés para seguir creciendo y sus buenas actuaciones en el lateral izquierdo del equipo madrileño han demostrado que la apuesta mereció la pena.

Centrador y goleador, sin descuidar por ello las tareas defensivas, es uno de lo jugadores de moda en su posición. La Agencia EFE le entrevistó en exclusiva.

¿El lateral izquierdo nace o se hace? ¿Uno de pequeño sueña con jugar en esa posición?

Uno cuando es pequeño y le gusta el fútbol quiere ser futbolista. Después toca adaptarse a lo que puedas dentro de un campo de juego.

No es el puesto con más glamur ¿no?

No. Todos cuando somos chicos queremos ser delanteros, meter goles. Es el trabajo más sucio, digamos.

Usted se ha convertido en uno de los zagueros de banda que más goles marca y más asistencias da en LaLiga. ¿Se puede ocupar hoy en día su demarcación sin ser un buen atacante?

Yo creo que sí. Nuestra principal función es defender. El ataque es un plus que puedes llegar a darle al equipo.

Le pregunto por el brasileño Marcelo (Real Madrid). ¿Cree que se está cometiendo una injusticia al dudar de él por lo visto este curso?

El futbolista tiene momentos en su carrera en los que está bien o está mal, pero nadie puede dudar de su calidad como jugador porque ya la ha demostrado durante mucho tiempo.

Sabe lo que es jugar en equipos grandes. Ha pasado por Estudiantes, Boca Juniors, Sporting de Portugal y Roma. ¿Es la presión la principal diferencia entre jugar ahí y en el Leganés?

Puede ser. Hay varios factores en los que se diferencian pero cuando estas dentro del campo el objetivo es el mismo

Todos ellos tienen aficiones famosas por su fogosidad. La de su actual equipo no se caracteriza por eso, pero los seis primeros clasificados se han ido sin ganar de Butarque. ¿Qué tiene el estadio?

Cuando entramos a Butarque hay como una energía que se mete dentro de nosotros y hace que este año haya sido muy fuerte. A la vista de todos queda. Butarque ha sido para nosotros nuestro templo.

He leído que quiere seguir en el Leganés. ¿A toda costa? ¿Pase lo que pase y venga quién venga a por usted?

Eso se verá, no es decisión mía.

Pero su deseo es continuar en el Leganés ¿no?

Sí, mi deseo es continuar en el Lega y conseguir cosas aquí.

El Atlético de Madrid ahora tiene problemas en el costado zurdo y usted es batallador y comprometido en el campo, al estilo de lo que parece gustarle a Simeone. ¿Quiere aprovechar estas líneas para presentar su candidatura a ese equipo?

Obviamente, a cualquiera le gustaría ir a un club como el Atlético de Madrid. Después depende del técnico, de lo que busquen.

¿Qué tiene Pellegrino que consiguió seducir a hombres como usted y Carrillo para que le siguieran en un proyecto como este?

Habíamos tenido a Mauricio en el Estudiantes. Es una gran persona, es un gran técnico. No dudamos en venir porque sabíamos a lo que íbamos a jugar, la idea que tenía

¿Le tuvo que pedir a algún compañero que confiara en él cuando los resultados no acompañaban?

No. Por mi parte sabía personalmente que los resultados se iban a dar. Éramos casi veinte jugadores a préstamo, una plantilla nueva. Y es un proceso por el cual se tiene que pasar.

¿Qué le ha faltado al equipo para pelear por los puestos que dan acceso a las competiciones europeas? ¿Ambición?

Puede ser un poco de ambición. Tu que lo viste desde fuera… ¿Qué crees?

Mejor lo sabrá usted que está dentro

No creo que faltase ambición, sino creer en nosotros, esa es la palabra. Creer en nosotros y en lo que podíamos dar.

Muchas veces le veo con gorras. ¿Hay alguna a la que tenga especial cariño?

No. Siempre trato de ir cambiando. Depende de muchas cosas. Del clima, de cómo esté, de la ropa para combinar…

¿Cuántas tiene?

Muchas. No sé.

La última pregunta es de música… ¿Quién toca mejor la guitarra, su compañero y compatriota Guido Carrillo o usted?

Guido. EFE.

Recomendamos - De Todo Un Poco