Connect with us

De Todo Un Poco

El once ideal de los peores jugadores que ganaron la Champions

El fútbol a veces es injusto y jugadores de talla mundial que son los mejores de sus equipos en ocasiones se quedan sin ganar los trofeos más importantes, como por ejemplo la Champions League. Así, por ejemplo ni Buffon, ni Ibrahimovic ni Ronaldo Nazario han conseguido ganar el título continental.

En cambio, otros que no fueron tan determinantes pueden presumir de haber ganado al menos una Champions League. En este sentido, vamos a ver cuál podría ser el once ideal de los peores jugadores que han ganado la ‘Orejona’: (Cortesía 90min.com)

1. César Sánchez (Real Madrid – 2002)

cesar

No es que César fuera un mal guardameta, pero tuvo la mala suerte de coincidir en el Real Madrid con un joven Iker Casillas que comenzaba a destacar y no llegó a pasar de los 20 partidos jugados en las 5 temporadas que estuvo en el club merengue.

En este sentido, César partía como segundo portero en la temporada 2001-2002 con Del Bosque, pero este decidió concederle la titularidad en Champions, pero acabó retirándose lesionado en la final ante el Bayer Leverkusen, aunque la Champions la mantiene en su palmarés.

2. Djimi Traore (Liverpool – 2005)

traore

Cuando mencionas la final de la Champions entre el Liverpool y el Milán en 2005 salen nombres a relucir como por ejemplo Steven Gerrard o Xabi Alonso. Pero en esa plantilla del conjunto inglés que gestó la gran remontada también estaban otros nombres como Djimi Traore. El camerunés jugó ese año 26 partidos y, aunque no era el mejor lateral, fue el titular en aquella final de Milán.

3. Oleguer Presas (FC Barcelona – 2006)

oleguer

Más conocido por sus creencias políticas que por sus cualidades en el terreno de juego, Oleguer puede presumir de haber conquistado una Champions League y de haber sido titular con el Barça en aquella final de 2006 ante el Arsenal junto a Ronaldinho, Eto’o y compañía.

Por suerte para su equipo, el por entonces entrenador Frank Rijkaard cambió a Oleguer para dar entrada a Beletti en la que probablemente sea una de las decisiones tácticas más acertadas en la historia del Barça. Y es que tan sólo 10 minutos después el brasileño marcó el tanto de la victoria.

4. Roque Júnior (AC Milan – 2003)

roque

Roque Júnior puede presumir de haber ganado la Copa del Mundo con Brasil y la Champions con el Milan. En este segundo caso hay que decir que el central tan sólo ha jugado 13 partidos en la competición continental durante toda su carrera.

Además, en la temporada 2002/2003 en la que el Milan se proclamó campeón ante la Juventus, Roque no había jugado un sólo minuto hasta la final, donde salió en el segundo tiempo. Por lo que se puede decir que tiene una Champions habiendo disputado 54 minutos en la competición durante ese curso.

5. Stefano Nava (AC Milan – 1994)

nava

En 1994, el Milan conquistó la Champions al vencer por 4-0 al Barça en el que el entrenador era Cruyff y había jugadores como Koeman o Guardiola. En el conjunto italiano brillaban en defensa hombres como Tasotti, Maldini, Panucci o Baressi. Luego estaba Stefano Nava.

Y es que Nava era el suplente de lujo de aquella super defensa. En aquella final jugó 7 minutos, los llamados ‘minutos de la basura’ cuando todo estaba ya resuelto. Y en total 40 en toda la temporada.

6. Anderson (Manchester United – 2008)

anderson

Iba para estrella pero se quedó por el camino. El que fuera ganador del Golden Boy llegó a jugar en el Manchester United, club con el que ganó una Champions League en 2008 al vencer al Chelsea en los penaltis.

Anderson tuvo una actuación testimonial en aquella final ya que salió en el minuto 120 con el objetivo de lanzar una de las penas máximas de la tanda. Al menos acabó marcando.

7. Jaime Sánchez Fernández (Real Madrid -1998)

jaime

El Madrid que ganó la séptima Champions con gol de Mijatovic y ante la Juventus de Zidane también contaba con un hombre que no fue determinante pero que aún así puede presumir de haber ganado el trofeo. Se trata de Jaime Sánchez.

El centrocampista era el suplente de Karembeu, Redondo y Seedorf en el centro del campo y tan sólo participó 8 minutos en la final para retener el resultado.

8. Harry Kewell (Liverpool – 2005)

kewell

El atacante australiano llegó como una ganga en 2003 al Liverpool a cambio de 5 millones de libras. Pero las lesiones le impidieron brillar en el conjunto inglés. Quizá la más dolorosa la que sufrió en la final de la Champions de 2003, no por la lesión en sí, sino por el momento inoportuno.

Pese a durar sólo 23 minutos en el campo, el australiano acabó sumando a su palmarés el torneo continental en la famosa remontada que los de Benítez realizaron ante el Milan de Ancelotti.

9. Carlos Alberto (Oporto – 2004)

carlos

Aunque el delantero brasileño contribuyó con el primer gol en la conquista de la Champions por parte del Oporto en 2004, Carlos Alberto tan sólo llegó a disputar 7 partidos en toda su carrera en esta competición. De hecho sólo estuvo un año en el conjunto portugués, precisamente en esa temporada 2003/2004, antes de volver a su país.

10. Michele Padovano (Juventus – 1996)

padovani

Permaneció dos temporadas en la Juventus y antes de marcharse al Crystal Palace ganó la Champions League, competición en la que sólo disputó 14 encuentros durante toda su carrera.

La final de la temporada 1995/96 fue uno de ellos, aunque jugó sólo 13 minutos y la tanda de penaltis, donde fue uno de los anotadores. Desde entonces su carrera estuvo llena de polémica hasta que en 2011 fue condenado a 8 años de cárcel por tráfico de drogas.

11. Jesper Blomqvist (Manchester United – 1999)

united

Al lado de los Giggs, Beckham, Cole o Yorke estaba Jesper Blomqvist. El jugador sueco no brilló tanto como sus compañeros en el triplete de la temporada 98/99 pero se hizo con un hueco entre los titulares que jugaron la final de la Champions de aquel curso

Aunque lo mejor que pudo hacer Blomqvist fue retirarse en el minuto 67 para dar entrada a Sheringham, que sería uno de los grandes artífices de la remontada al Bayern de Múnich.

Deja tu comentario

Recomendamos - De Todo Un Poco