Connect with us

Actualidad

Maldito Barcelona y maldito Messi para Emery

No es el Barcelona un rival fácil para Unai Emery, que solo ha ganado uno de los 23 duelos que le han enfrentado al conjunto blaugrana. Tampoco lo es el argentino Messi, que le ha anotado 21 goles y ha dado a sus compañeros 9 asistencias.

El entrenador del París Saint-Germain, que mañana volverá a tener en frente al Barça de Messi en octavos de final de la Liga de Campeones, prefiere no mirar a la historia y conformarse con el principio que dice que las estadísticas están para derribarlas.

“Cada oportunidad es un tesoro”, aseguró en París el técnico vasco cuando le pusieron ante los ojos la nefasta estadística.

Como entrenador del Almería, entre 2007 y 2008, se midió dos veces al Barça de Frank Rijkaard. Una derrota y un empate, con un tanto de Messi.

Al frente del Valencia, entre 2008 y 2012, Emery cosechó seis derrotas y cuatro empates frente al Barcelona de Pep Guardiola, con 9 goles del astro argentino.

En dos ocasiones se midió al Spartak de Moscú en la Liga de Campeones en la 2012-2013, ambos con triunfo blaugrana y una renta de cuatro goles de Messi.

Con el Sevilla consiguió su única victoria, pero acompañada de 7 derrotas y un empate. Todo ello, regado con 11 goles de “La Pulga” en 9 partidos.

El entrenador puede consolarse con que, a medida que lo intenta, mejoran sus resultados contra el Barça.

En los dos últimos años, los equipos de Emery han empatado tres veces (sin contar las prórrogas), han perdido una y han ganado otra.

La única noche que Emery ganó al Barça fue el 3 de octubre de 2015, en un duelo ligero en el Sánchez Pizjuan, siete años y medio después de su primer partido contra los blaugrana.

El triunfo le llegó en el partido más inesperado, cuando el Sevilla parecía contra las cuerdas y acababa de caer en Liga de Campeones contra la Juventus de Turín.

Sin Messi, los azulgrana no consiguieron remontar un duelo que se puso 2-0 y en el que tiraron 25 veces a la portería de un inspirado Sergio Rico, 9 de ellas entre los tres palos.

Solo de penalti logró reducir distancias Neymar, pero fue insuficiente.

El brasileño también es una maldición. Pero esta vez para el París Saint-Germain.

El paulista, objeto de deseo del PSG la última temporada, les ha marcado cinco goles en cuatro partidos a los parisienses.

Nunca ha faltado a su cita con el gol desde que en la temporada 2014-2015 se formó el tridente que forma con Messi y Luis Suárez.

También será un partido especial para el uruguayo. Autor de un doblete en la última visita blaugrana al Parque de los Príncipes, el ariete “charrúa” tendrá en frente a un amigo como Edinson Cavani, el máximo goleador de Europa.

Nacidos los dos en Salto, aunque Suárez abandonó muy temprano la localidad, son amigos desde que comparten éxitos en la selección, “una familia”, en palabras del “matador” del PSG.

Físico y bregador el barcelonista, más rápido y dinámico el parisiense, el duelo promete.

Cavani, que tras la salida del sueco Zlatan Ibrahimovic se ha consolidado en el “9” del PSG, firma los mejores números del continente: 33 goles en 31 partidos, 25 de ellos en los 23 duelos ligueros.

Tiene más goles que Messi (31) y mejor media, porque mientras que el argentino ha marcado un gol por partido el uruguayo tiene 1,06.

El partido también puede ser una oportunidad para el argentino Ángel di María, acostumbrado a medirse al Barça en sus años en el Real Madrid.

El balance de “El fideo” frente a los catalanes no es particularmente brillante. En 16 partidos ha ganado 5, empatado 4 y perdido 7.

Resta por ver si Emery le alinea de salida o si, como viene haciendo en los últimos duelos, apuesta por el alemán Julian Drexler por la izquierda y el brasileño Lucas por la derecha. EFE

Deja tu comentario

Recomendamos - Actualidad