Connect with us

Fútbol Internacional

La épica resguarda la renta del Real Madrid y el récord de Zidane

Un nuevo arreón final, una nueva página épica, con gol de Sergio Ramos, sin tiempo, incluido, rescató al Real Madrid de una noche torcida y le dio el triunfo ante el Deportivo (3-2) que agiganta el récord de su técnico Zinedine Zidane y mantiene a distancia a su perseguidor, el Barcelona, que sigue a seis puntos, después de haber ganado previamente en El Sadar (0-3).

Zidane ya acumula 35 partidos sin perder como entrenador blanco. Ya ha dejado atrás el registro del holandés Leo Beenhakker y enfila ahora la acometida del Mundial de Clubes, donde pretende alimentar sus números y sus títulos.

A punto estuvo el Real Madrid de tomar el avión hacia Japón con el semblante contrariado. A falta de seis minutos perdía en el estadio Santiago Bernabeu contra el Deportivo, que se había puesto por delante con dos goles de Joselu en tres minutos que dieron la vuelta a la inicial ventaja madridista que puso Álvaro Morata.

El Real Madrid, que había dado síntomas de exceso de confianza con una convocatoria excedida de rotaciones y una alineación revolucionaria, salió airoso gracias a la fe, al corazón y a la épica. Mariano empató y Sergio Ramos, de nuevo, se convirtió en salvador con otro cabezazo en el tiempo extra.

El triunfo mantiene a raya al Barcelona, conjurado para iniciar cuanto antes la remontada al liderato. Se reencontró con la victoria en LaLiga Santander, después de tres empates consecutivos, al superar al colista Osasuna en El Sadar. El conjunto pamplonés, que mantuvo el tipo en la primera parte, no pudo prolongar su resistencia después.

La irrupción del mejor Messi echó por tierra las esperanzas navarras y rescató al conjunto de Luis Enrique, que carece de margen de error.

El equipo catalán aprovechó la profundidad de Jordi Alba para romper el orden defensivo de Osasuna, que sigue sin ganar en casa ni con Joaquín Caparrós, y solventar el partido en Pamplona con un gol del uruguayo Luis Suárez y dos del argentino Lionel Messi.

A pesar de enfrentarse al colista, Luis Enrique salió con todo su arsenal, salvo Rakitic y Mascherano. El equipo azulgrana fue dueño absoluto del juego y al final sacó adelante la papeleta para prolongar su acoso al Real Madrid por el primer puesto.

El Valencia agravó su crisis con una nueva derrota. Cayó en Anoeta (3-2) y agrandó la racha de malos resultados que lastran su situación. No gana el equipo valencianista desde que el 16 de octubre venció en El Molinón. No salió ileso de la sesión.

La Real Sociedad fraguó su triunfo en la primera parte con dos goles de Willian José que dejaron encarrilado el partido.

No surtieron efecto las palabras de Cesare Prandelli, que había pedido la víspera del partido a sus jugadores un cambio de actitud. No parecieron escuchar al técnico sus hombres, que encajaron el primer gol al minuto de juego.

El Valencia pudo entrar en el partido cuando Iñigo Martínez cometió un penalti sobre Santi Mina que Pareja no desaprovechó para acortar distancias antes del descanso. Ni tampoco tomó impulso cuando su portero Diego Alves les mantuvo al detener un penalti a la hora de partido al mexicano Carlos Vela.

La expulsión de Cancelo cuando el partido se acababa terminó con las posibilidades de puntuar de un Valencia que encajó el tercero en una contra local culminada por Juanmi y que acortó distancia en el tiempo añadido por medio de Bakkali.

El descenso amenaza seriamente al Valencia, que podría caer a la antepenúltima plaza de la tabla si el Sporting puntúa este domingo ante el Espanyol.

Finalmente, Las Palmas y Leganés firmaron tablas (1-1) en el estadio de Gran Canaria en un partido que cambió tras el descanso, cuando el conjunto madrileño modificó su sistema inicial con la entrada del delantero Miguel Ángel Guerrero, artífice de la reacción visitante y autor, de penalti, del tanto del empate.

El equipo de Quique Setién, fiel a su filosofía, mandó en el partido y también en el marcador con el gol del croata Marko Livaja a los veinte minutos. Pero los madrileños, con ocho bajas en su equipo, mantuvieron el tipo y aprovecharon su ocasión para sumar un punto. Tras lograr el segundo empate seguido. EFE

Deja tu comentario

Recomendamos - Fútbol Internacional