Connect with us

Fútbol Nacional

Madre de Arnold Peralta: “Que Dios bendiga esa mano que maltrató a mi muchachito”

LA CEIBA. Una triste mañana de sábado vivieron los ceibeños ayer, producto del entierro del malogrado futbolista Arnold Peralta, quien fuera abatido a disparos la noche del pasado jueves 11 de diciembre en el estacionamiento de un centro comercial de la ciudad.

Después de los oficios fúnebres en la iglesia catedral San Isidro, se procedió a un recorrido por la avenida San Isidro, la principal de la ciudad que vio crecer a Arnold con un balón en sus pies y que fue la primera que le aplaudió por sus jugadas con el Vida y con el cual levantó su primer título en el torneo de Reservas en el 2010.

Durante ese recorrido, muchas personas salieron a la calle a saludar a la gente que caminaba lento y sin poder creer lo que había pasado desde esa fatídica tarde de jueves.

Frente a ellos se veía un póster del futbolista vistiendo la camisa de la selección nacional y deseándole suerte en el mundial de Brasil 2014, donde nunca llegó por una lesión.

Algunos futbolistas del Vida marcharon en la procesión vistiendo la camisa del equipo que dio a conocer al jugador allá por el 2008. También algunos otros compañeros de profesión se sumaron a esta marcha que terminó en la Plaza de las Banderas y de allí se tomó el transporte que les llevaría al camposanto donde se le dio sepultura.

Amigos y familiares cargaron el féretro, hasta Jardines de Paz, donde ya descansan los restos de Arnold Fabián Peralta.

Amigos y familiares cargaron el féretro, hasta Jardines de Paz, donde ya descansan los restos de Arnold Fabián Peralta.

EL SEPELIO

Los momentos más difíciles se vivieron en Jardines de Paz, donde ya descansan los restos mortales del exfutbolista del Rangers de Escocia. Las imágenes desgarradoras de doña Celina Sosa, madre de Arnold, aferrándose al féretro de su hijo acompañado por el “Chino” Peralta, su otro hijo, hicieron que se soltaran las lágrimas de muchas personas presentes.

El pastor evangélico Héctor Andino hizo una sentida oración, en la que pidió fortaleza para cada una de las víctimas de la violencia en nuestro país y en este caso para la familia de Arnold, haciéndole un llamado a la opinión general a deponer la actitud que nos mantiene en peligro día a día producto de la descomposición social que atravesamos.

Luego se expresaron las personas que agradecieron cada uno de los buenos gestos que hizo Peralta en vida, como el haber patrocinado los torneos escolares del año 2014, mientras aún estaba en el fútbol de Escocia.

El profesor Gustavo Sosa, quien lo entrenó desde que tenía siete años, se sumó a esas personas que tardarán mucho tiempo en superar la partida del mediocampista de contención.

Después llegó el momento de leer los acuerdos de duelo y comunicados de las instituciones deportivas a las cuales Arnold le rindió su trabajo producto de su talento. Vida, Olimpia y también el Victoria, equipo que en su momento confesó ser aficionado, además de la Liga Nacional y la Fenafuth mostraron sus condolencias para con la familia enlutada.

Miles de personas, entre amigos, dirigentes futbolistas y exjugadores, asistieron al último adiós de Arnold Peralta.

Miles de personas, entre amigos, dirigentes futbolistas y exjugadores, asistieron al último adiós de Arnold Peralta.

HABLA SU MADRE

Llegó el momento más triste, la despedida de una madre que quería que abrieran el ataúd para tocar por última vez a su hijo mientras le pedía a Dios que lo recibiera en el cielo.

“Agradezco a todas las personas que están aquí presentes, porque nos han demostrado que quieren a este gran muchacho y también a todos los equipos con los que jugó, al Vida que es donde Arnold nace desde muy pequeño cuando llega a las reservas y fue escalando como todo un gladiador, además de tener un corazón enorme”, dijo doña Celina al dirigirse a los centenares de presentes

Destacó que su hijo fue un jugador guerrero y que defendió con orgullo los colores de sus equipos y de la bicolor. Lamentó que después de haber sido llamado por Jorge Luis Pinto a la selección nacional, no le hayan dado la oportunidad de seguir volando en lo que él le gustaba hacer.

Finalizó recordando a su pequeña nieta Camila Fabiana, de quien dijo siempre estará protegida por su padre. Sin embargo no pidió nada malo para quien segó los sueños de toda una familia.

“Le pido a Dios que bendiga esa mano que maltrató a mi muchachito, el que está arriba hará las cosas nosotros no, porque no somos nadie”.

“Ese muchachito que miran en este ataúd, fue un hijo muy especial con esta madre que está partida en pedazos, se lleva parte de mi corazón. Era un hijo modelo, primero era su madre, todos los días este hermoso joven que miran allí me llamaba para decirme madre la amo. Esa fue la última conversación que tuvimos antes que me lo mataran”, finalizó.

Después de la misa de cuerpo presente, en la iglesia San Isidro, los restos mortales del jugador fueron trasladados a su última morada.

Después de la misa de cuerpo presente, en la iglesia San Isidro, los restos mortales del jugador fueron trasladados a su última morada.

Deja tu comentario

Recomendamos - Fútbol Nacional