Connect with us

Bla Bla

Bla bla: ¡Di-vi-di-dos!

Rigoberto RIVERA
MÁS

En los últimos días el fútbol hondureño ha sido “sacudido” con las acusaciones en contra del expresidente de la Concacaf y de Fenafuth, Alfredo Hawit Banegas, y del también expresidente de la Fenafuth y expresidente de la República, Rafael Leonardo Callejas.

Mientras los estadounidenses ya arrestaron a Hawit, Callejas “lucha” para no ser extraditado, al tiempo que asegura ser inocente, lo que a muchos catrachos causa risa, a otros enfado, y a otros sorpresa, especialmente al ver la cantidad por la que supuestamente fueron sobornados.

Hubo varios catrachos que hasta se molestaron al ver que en la primera “redada” Honduras salió bien librada, y expresaban que ya llegaría el momento, o que estaban seguros que Hawit y Callejas eran del grupo que sería acusado, y ante tantas sospechas o rumores, Callejas y Hawit aseguraban no tener miedo de nada porque se sentían limpios.

Pero lo que pasó tras el arresto de Alfredo Hawit en Suiza y la solicitud de extradición de Rafael Leonardo Callejas apenas unas horas después, hizo que quienes sospechaban ahora pregonen que ya lo habían advertido, y hasta se atreven a asegurar que hay más, tratando de manera disimulada de “murmurar” nombres para que otros los secunden; mientras que los que se jactaban de no tener miedo, ahora dicen estar preocupados.

Con el tiempo sabremos si Hawit y Callejas son inocentes o culpables, pero si hay algo cierto es que entre cielo y tierra no hay nada oculto, si alguno de ellos, o ambos, hicieron algo indebido, deben ser castigados con todo el peso de la ley, y si hay alguien más, también debe caer; pero si uno de ellos, o los dos, son inocentes, saldrán bien librados.

Mientras se decide el futuro de ellos, en Honduras hemos comprobado que el país está dividido, con el pueblo opinando a favor y en contra, en algunos casos hasta por sentimiento político o de otra índole, con varios grupos opinando: los alegres, los tristes, los preocupados, los molestos, los sorprendidos, entre los que me incluyo; también los aprovechados, y tal vez haya otros grupos. ¿Con cuál de todos se identifica usted?

Deja tu comentario

Recomendamos - Bla Bla