Connect with us

Bla Bla

Nadie es profeta en su tierra

Nadie es profeta en su tierra. Esta frase tan conocida podría aplicarse a la nueva e inmejorable oportunidad que se le presenta a Ramón “Primitivo” Maradiaga de volver a dirigir a una selección absoluta, evidenciando la confianza que aún le tienen en el ámbito internacional.

Y es que mientras en Honduras sigue “cortado” como técnico de la bicolor, prácticamente en el olvido y dirigiendo equipos de tabla media hacia abajo, en El Salvador echaron el ojo a los países vecinos y sin tiempo que perder, se decidieron por el catracho, quien ya sabe cómo se sufre en eliminatorias mundialistas.

Hoy, al exentrenador del Vida, no me resta más que desearle lo mejor en su nueva “aventura” y aunque sé que desde que tomó esa trascendental decisión habrá opiniones encontradas, considero que es un orgullo para Honduras y para su persona el hecho que continúen creyendo en su capacidad.

“Recibo esta oportunidad con mucha ilusión y orgullo, siempre dirigir a un combinado nacional es un compromiso de nación, la federación de El Salvador confía en mi persona y eso me compromete, mis abuelos paternos y maternos eran salvadoreños y eso provoca mi afinidad con ellos, en mis venas corre sangre de ese país” ha dicho Maradiaga, previo a su viaje este miércoles.

Lo paradójico del asunto es que el catracho una vez más tendrá que enfrentar a Honduras en eliminatorias mundialistas, tomando en consideración que la selección cuscatleca es rival nuestro en el grupo “A”, donde también se ven involucradas México y Canadá.

Aunque algunos se mofan y critican la decisión de los federativos salvadoreños, anunciando que lo de ellos es un “plan primitivo”, lo cierto es que Jorge Luis Pinto suma un dolor de cabeza más, tomando en consideración que para Maradiaga no va ser ninguna sorpresa “sonarle los mocos” a nuestra errática selección.

Por: César Rosales
@cesarcafu

Deja tu comentario

Recomendamos - Bla Bla