Connect with us

Bla Bla

MI TRIBUNA: ¿QUÉ PASA CON RAFA Y TIGER?

Por: Jacobo Goldstein

Es sumamente doloroso ver a dos iconos del deporte andar perdidos, sin dar pie con bola. Me estoy refiriendo a Rafael Nadal y a Henrick (Tiger) Woods que llevan ya demasiado tiempo sin dar pie con bola, pese a ese grandioso talento que Dios le ha concedido y que les sirvió tan notablemente por tantos años hasta que les llegó la era de las vacas flacas.

Rafael Nadal, que el recién pasado 3 de junio cumplió los 29 años, ha sido un tenista estelar durante cerca de 13 años como profesional, en los que ha ganado cerca de 80 torneos, incluyendo 14 de los más grandes, además de haberse alzado con una medalla de oro olímpica y haber sido parte del equipo español que ha ganado la Copa Davis. Por mucho tiempo fue número uno o 2 en el mundo, ahora apenas ocupa el décimo lugar. Lleva ya tiempo sin ganar un prestigioso torneo y parece que su carrera va en continuo descenso, pues es eliminado en las etapas tempraneras, tal como ocurrió recientemente en el torneo de Wimbledon cuando fue eliminado en la segunda ronda por un tenista que ocupaba el rango 102 entre los tenistas profesionales. Nadal ha sufrido varias lesiones en días recientes y su espíritu anda bastante decaído. Ojalá se reponga y vuelva a ser “el gran Rafa”.

Y qué podemos decir de Tiger Woods, el gran golfista de nuestros tiempo que hoy en día es apenas una triste sombra de lo que fue en sus épocas de gloria. De vez en cuando (como en su tormeo más reciente, el de Greeensboro en el que quedó en el lugar 32 en vez de quedar en la cola, Woods muestra rasgos de su talento, pero eso se ha vuelto algo muy esporádico y la mayoría de las veces tiene que batallar cuesta arriba para no ser eliminado en la segunda ronda. Igual que le pasa a Rafa, Tiger tampoco está mostrando poseer el toque mágico que caracterizó una carrera excepcional de tantos años y que ahora es un fugaz recuerdo. El público aún lo sigue en las canchas de golf y por televisión, esperando ver si un milagro levanta su juego, pero desgraciadamente no ha sido el caso y El Tigre ya no tiene los colmillos que le vimos antes.

Será aplicable a estos dos ídolos la frase latina “Sic Transit Gloria”, “la gloria es pasajera”, ¿o vendrán tiempos mejores para estos dos ídolos caídos del pedestal?

Deja tu comentario

Recomendamos - Bla Bla