Connect with us

Bla Bla

Callando bocas

En el mundo motagüense hay fiesta, pero el más alegre de todos sin duda alguna debe ser el técnico Diego Vázquez, que en su segunda temporada con el club, está en la final, a punto de ser campeón y eliminando a su más enconado archirrival, el Olimpia.

La llegada de Diego al banquillo azul fue turbulenta, estuvo llena de incertidumbre y desconfianza, no era para menos, recién graduado como técnico en su natal Argentina, tomar las riendas de un grande, era un reto que hoy ha sido superado. Simple y lógico, su trabajo al día de hoy ha rendido los frutos esperados.

Dos temporadas tardó Diego en hacer lo que otros técnicos de la enseña azul profundo no habían podido hacer en años.

Hubo periodistas que se dedicaron a criticarlo sin haberlo visto trabajar, hubo dirigentes que en su momento pensaron que su contratación no había sido la mejor decisión, hubo aficionados que pidieron su cabeza. Poco a poco y bajo su dirección, el Motagua fue encontrando el balance entre la vistosidad la productividad y la regularidad, que lo han llevado a estar a las puertas del éxito.

Pues bien, hoy Diego se ha encargado de callar bocas de quienes no le dieron crédito a su contratación, demostrando que con esfuerzo y confianza en sí mismo se puede lograr y superar absolutamente todas las barreras que se tengan enfrente. Supongo que todavía le hace falta historia por vivir, páginas que escribir en el capítulo denominado Motagua.

Me parece que Diego además del talento, goza de una característica para lograr el éxito, creérsela, lo difícil era empezar a demostrarlo. Diego está a punto de ser campeón y ahora… ¿Qué dirán ahora sus detractores?

Por: Marcial TORRES XATRUCH
@marcialxatruch

Deja tu comentario

Recomendamos - Bla Bla