Connect with us

Bla Bla

Nada de caballero

El relajo que se produjo tras el partido entre Olimpia y Real España dejó postales penosas que solo contribuyen a demostrar la falta de educación de los futbolistas y de muchas personas que rodean a los clubes.

Nada justifica la violencia, tampoco los insultos o discriminación racial, si fue cierto que los futbolistas del España trataron de mono a Romell Quioto, la acción es condenable, pero no respalda la reacción del atacante albo.

Sin embargo eso fue solo un poco de lo ocurrido, ya en los camerinos siguieron las acciones repudiables que van en contra del llamado deporte rey, y que incitan a la violencia en un país cuya población vive en una constante zozobra.

Resulta que el asistente técnico de Real España, Carlos Orlando Caballero, conocido por su carácter explosivo, se sacó la furia con el colombiano, Omar Guerra, sin importarle que este estuviese acompañado de su esposa e hijo.

Caballero llamó ladrón al sudamericano y le profirió otra serie de insultos y lo invitó a dejar el país, luego le sacó en cara sus múltiples logros como futbolista, participación mundialista incluida.

Los méritos deportivos no se le pueden quitar, pero lo que nadie le ha explicado a este “caballero” es que si hubiese tenido un mínimo de educación su carrera habría sido más exitosa.

Por acciones como estas es que el mundo nos considera unos salvajes e inadaptados sociales, sin embargo cuando alguien se le ocurre decir que Honduras es un país violento, tenemos el valor de hacernos los ofendidos.

Que España quiera actuar en contra del aficionado que atacó a Jow Benavidez me parece perfecto, porque lo sucedido es una vergüenza, pero también debería castigar a Carlos Orlando, nada caballero.

Por: Jairo LANDA
@jairolanda1

Deja tu comentario

Recomendamos - Bla Bla